Actualizado 23/12/2019 17:14 CET

La primera Starliner consumió demasiado combustible para su destino

Starliner
Starliner - BOEING

   MADRID, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El primer vuelo de la nave espacial tripulable Starliner de Boeing terminó anticipadamente sin alcanzar su destino, la Estación Espacial Internacional, debido a un excesivo consumo de combustible.

   "Poco después de su lanzamiento el 20 de diciembre y la separación de su cohete propulsor, Starliner experimentó una anomalía en la programación temporal de la misión que hizo que usara demasiado combustible para llegar al destino previsto de la Estación Espacial Internacional" explica Boeing en un comunicado.

   Los controladores de vuelo pudieron abordar el problema y colocar a Starliner en una órbita estable más baja. Según la compañía, el vehículo "demostró sistemas y capacidades clave antes de recibir señales para regresar a la Tierra", incluido el desorbitado seguro, el reingreso y el aterrizaje.

   La nave, fabricada para vuelos concertados con la NASA, aterrizó según el nuevo plan de vuelo tras 48 horas de misión en el campo de militar de White Sands, Nuevo México, donde se activaron correctamente los paracaídas y bolsas de aire que aseguran la recuperación de la nave espacial.

   La nave fue lanzada en un cohete el pasado viernes a las 12.36 GMT desde Cabo Cañaveral con unos 270 kilogramos de carga para la Estación Espacial.

   Aunque este Starliner no llevaba personas, sí tenía un pasajero. Un dispositivo de prueba antropométrico, llamado "Rosie", estuvo en el asiento del comandante durante toda la misión. Estaba equipada con una docena de sensores que recopilaron datos para ayudar a demostrar que Starliner es seguro para futuras tripulaciones humanas.

   A continuación, este módulo de la tripulación será devuelto a Florida para la recuperación, análisis y restauración de datos para futuras misiones. Es el vehículo elegido para que el vuelo de los astronautas de la NASA Sunita "Suni" Williams y Josh Cassada, junto con dos astronautas internacionales asociados, en la primera misión operativa.

   Paralelamente, el equipo Starliner de Boeing está finalizando el vehículo en que volará el astronauta de Boeing Chris Ferguson y los astronautas de la NASA Mike Fincke y Nicole Mann en la Prueba de vuelo con tripulación. El comunicado de Boeing no da fechas para esos vuelos tripulados.

Para leer más