Publicado 08/11/2022 13:56

El uso de animales en investigación aumentó un 70% en 2021 debido al incremento de experimentos con peces y la pandemia

Archivo - Un técnico del Centro de Biomedicina Experimental de Galicia, el centro especializado de la USC en experimentación animal
Archivo - Un técnico del Centro de Biomedicina Experimental de Galicia, el centro especializado de la USC en experimentación animal - EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El uso de animales en experimentación y otros fines científicos en España aumentó un 69,42 por ciento en 2021 respecto al año anterior, debido principalmente al incremento de experimentos con peces, excepto aquellos con el pez cebra, y a la paralización de investigaciones en el año 2020 por la pandemia de la Covid-19.

   En concreto, en 2021 se registraron un total de 1.289.315 investigaciones con animales, por las 761.012 registradas en 2020, según datos del último informe sobre usos de animales en experimentación y otros fines científicos, incluyendo la docencia, publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y recogidos por Europa Press.

   "Sospechaba que iba a haber un aumento. La explicación es que hay algunos proyectos relacionados con peces, y no precisamente mayoritariamente con el pez cebra, sino con peces relacionados con la acuicultura", ha explicado el miembro de la Comisión de la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE) Javier Guillén.

   Durante la presentación del V Informe Anual de Transparencia sobre el Uso de Animales de Experimentación Científica en España, Guillén ha defendido que la mayor parte de estudios con animales son "leves, algunos nutricionales y muchos de esos experimentos se hacen con larvas que muchas veces no se pueden llegar ni a ver".

   En este punto, ha asegurado que en las estadísticas "ese pequeño animal cuenta lo mismo que un macaco o que un ratón". "Son centros con multitud de animalitos, los cuales tienen que estar en las estadísticas, esta es una de las razones de este aumento. Para las estadísticas cuenta lo mismo una larva que un ratón", ha precisado el experto, destacando que el aumento es debido a "la naturaleza muy particular de algunos proyectos".

   Al respecto, la investigadora científica miembro de COSCE Isabel Fabregat ha matizado que durante un periodo de 2020 tuvieron los laboratorios cerrados. "Todo lo que no pude hacer en 2020 tuve que hacerlo en 2021, tenía que aumentar el número de uso de animales. Eso tenía que aumentar", ha concretado.

   Asimismo, ha señalado que la experimentación animal "es extraordinariamente cara, cuesta mantener unos ratones para un experimento determinado", por lo que, entre otros motivos, solo incorporan experimentación animal "en el caso de que sea absolutamente imprescindible".

Contador