1 de abril de 2020
 
Actualizado 17/02/2020 16:05:23 +00:00 CET

Sobras de alimentos vegetales de 65.000 años, halladas en Australia

Paraje donde se encontraron los antiguos restos alimenticios
Paraje donde se encontraron los antiguos restos alimenticios - UNIVERSIDAD DE QUEENSLAND

   MADRID, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Los primeros alimentos vegetales de Australia, comidos por los primeros pobladores de la isla continente hace 65.000 años, han sido descubiertos en la provincia de Queensland.

   Conservados como trozos de carbón, los restos de esta comida se recuperaron de los restos de antiguos hogares de cocina en el sitio arqueológico Madjedbebe, en el norte de Australia.

   La arqueobotánica de la Universidad de Queensland Anna Florin, dijo que un equipo de arqueólogos y propietarios tradicionales identificó 10 alimentos vegetales, incluidos varios tipos de frutas y nueces, órganos de almacenamiento subterráneos ('raíces y tubérculos') y tallo de palma.

   "Muchos de estos alimentos vegetales requieren procesamiento para que sean comestibles y esta evidencia se complementó con la tecnología de piedra de molienda también utilizada durante la ocupación temprana en el sitio".

   "Los primeros australianos tenían un gran conocimiento botánico y esta fue una de las cosas que les permitió adaptarse y prosperar en este nuevo entorno. Pudieron garantizar el acceso a carbohidratos, grasas e incluso proteínas mediante la aplicación de este conocimiento, así como la innovación tecnológica y la mano de obra, a la recolección y procesamiento de alimentos vegetales australianos", explica.

   Madjedbebe es un refugio de roca arenisca en la base del acantilado de Arnhem Land, y es el sitio documentado más antiguo de Australia.

   El director de excavaciones, el profesor Chris Clarkson, de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Queensland, dijo que estaba sorprendido y encantado por la cantidad de evidencia arqueobotánica recuperada del sitio.

   "Madjedbebe continúa proporcionando ideas sorprendentes sobre el complejo y dinámico estilo de vida de los primeros aborígenes australianos", dijo el profesor Clarkson.

   La capa de ocupación más antigua en Madjedbebe también contiene evidencia de las hachas de piedra con bordes pulidos más antiguos del mundo, la tecnología de piedra de afilar más antigua fuera de África, la conformación temprana de puntas de lanza de piedra, muchos kilogramos de ocre molido y el primer uso registrado de pigmentos reflectantes en el mundo.

   El estudio se publica en Nature Communications.