El enfoque del siglo XXI en el mundo de la alta cocina

Economía y empresa
PIXABAY
Actualizado 12/12/2016 16:55:15 CET

12 de diciembre de 2016

Si hay un sector que está teniendo mucho auge actualmente es el de la cocina. No hay más que ver los diferentes medios de comunicación para darse cuenta de ello. Programas en los horarios de máxima audiencia en las principales cadenas de televisión, espacios de emisoras de radios, concursos culinarios en los que incluso personajes famosos toman parte en ellos y una nueva cultura de la cocina que hace que muchas personas, en pleno siglo XXI, incluso realicen sus vacaciones en función de una determinada ruta gastronómica.

Un auge que no hace hecho otra cosa, como no podía ser de otro modo por cierto, que hacer que los restaurantes se vean dentro de un concepto mucho más amplio. Ya no basta con servir comida a los clientes. Ahora hay que tener una perfecta gestión y un control absoluto de lo que sucede en su interior con el objetivo de satisfacer a estos clientes.

Necesidad de personal cualificado

No cabe duda que esta debe ser la base de cualquier negocio relacionado con la cocina que quiera tener un hueco a día de hoy. Es tanta la competencia que existe, y tanta la preparación que tienen los integrantes de algunos restaurantes que lo mejor es tomarlo como si de una empresa de tratase algo que, por otro lado, es la pura realidad.

Para ello, la formación es fundamental. Un Grado en Administración y Dirección de empresas puede ser una buena alternativa ya que de ese modo se tiene una visión global de todo lo que es el negocio. Además, gracias al Grado de Administración y Dirección de empresas se podrán tomar las acciones necesarias para que todo vaya en la dirección correcta. De esta manera tanto si lo que se pretende es reflotar un restaurante como comenzarlo, se tendrán los conocimientos necesarios para ellos. Una formación que no es muy complicada de conseguir, ya que hay más de un Grado en Administración y Dirección de empresas en Madrid que se puede cursar sin problemas.

Material de primera calidad

Si una buena formación al respecto es clave, un buen material, como no podía ser de otro modo, también lo es. De hecho, no son pocos los restaurantes que se van al traste por no disponer de la maquinaria necesaria ni del equipamiento adecuado para llevar a cabo las tareas del día a día.

Por todo ello, se quiera o no se quiera, dentro de un restaurante, las Cocinas Industriales tienen que ser las protagonistas. Y es que, gracias a una cocina industrial se va a tener una serie de ventajas y una serie de beneficios que con otras inferiores.

En primer lugar, una cocina de estas características va a disponer de una superficie de trabajo mucho mayor que otra por lo que se podrá estar atendiendo diferentes pedidos de manera simultánea. Pero no solo eso porque además, también se podrá contar con una mayor potencia y una mayor calidad en todo lo que tiene que ver con los fogones. Un detalle que resulta de vital importancia para el resultado final.

Género fresco y de primera calidad

Pero claro, ¿qué sería de un negocio dentro del mundo de la restauración sin una materia prima fresca y de primera calidad? Seguramente no tendría mucho recorrido por lo que el fracaso estaría casi garantizado.

Por todo ello, la gestión que hay que hacer de la carta que se le quiere proponer al cliente, debe estar planificada al milímetro. De esta manera no solo se le va a poder dar salida a todo el género en el tiempo correcto sin que este pierda sus propiedades sino que al mismo tiempo los pedidos que se hagan se van a poder realizar de una manera mucho más sosegada. Un plan de acción que ayudará no solo a los responsables directos del negocio sino a todo su equipo ya que tendrán todo lo que les hace falta en todo momento.

Plan de prevención de contingencias

Aunque pueda parecer algo trivial, todo lo que tiene que ver con un buen plan de prevención de contingencias, es algo que tiene que estar perfectamente previsto. De lo contrario se corre el riesgo de que el servicio no se ofrezca como se debe. Es por ello por lo que dentro del plan de contingencias, sobre todo dentro de un restaurante, se deben cubrir dos aspectos fundamentales.

Por un lado se tiene que disponer de todos los recursos necesarios para poder hacer frente a un pequeño incendio. Como cabe esperar, la cocina es un lugar en la que los fogones y las altas temperaturas son las protagonistas. En consecuencia, los extintores así como las salidas de emergencias, de gas y de humos, tienen que estar perfectamente establecidas.

Asimismo lo relacionado con la corriente eléctrica también debe ser un detalle a cubrir. Los Generadores de emergencia, por lo tanto, sobre todo cuando hablamos de maquinaria industrial, deben estar siempre presentes. Unos generadores eléctricos que permitan al restaurante continuar funcionando de manera autónoma hasta que se restablezca la corriente eléctrica normal.

Ambos aspectos, extinción de fuegos y electricidad pueden estar cubiertos por una inversión de dinero que no tiene porqué ser muy elevada y los daños que pueden evitar son inmensos. De hecho, cualquier empresa de maquinaria para empresas comercializa generadores eléctricos de emergencia o un grupo electrógeno que pueda servir. Del mismo modo no son pocas las empresas que se encargan de todo lo relacionado con el mantenimiento de los extintores.

Con todo esto lo que se trata es de hacer ver a las personas que ya están dentro del sector, así como a las que quieren entrar en él, que si se quiere destacar, hay que llevar a cabo una serie de acciones mucho más exigentes que las que había que realizar hace una década. Solo de ese modo se podrá lograr el reconocimiento que seguramente se está buscando para el restaurante.

Emisor: Promonet S.L.

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación