Actualizado 07/12/2016 10:59 CET
- Comunicado -

Tener una casa de 10 y no morir en el intento

7 de diciembre de 2016

En ocasiones, tener una casa de lo más, se reduce a lo menos, a los elementos prácticamente imperceptibles, como unos platos de ducha de resina y carga mineral en el cuarto de baño, un cuadro de naturaleza muerta en la pared de la sala, o una lámpara gótica en el cuarto de estudio. Pero por mucho que puedan gustar los mismos platos de ducha de pizarra, más baratos que los primeros, o los viniles de naturaleza viva, saber escoger entre los elementos más influyentes para lograr una casa de 10, es más importante que comprar por comprar, o sólo por precio. Cuadros, viniles, platos de ducha, y hasta topes completos en la cocina; todo suma para tener una casa adaptada a los nuevos tiempos de estilo y funcionalidad.

Renovar los sofás

No siempre conviene escoger los sofas baratos. Aunque, por disponibilidad, comparativa de precios y formas de pago y envío, lo que sí es conveniente es utilizar ventas de sofas online. En la onda de los sofas Valencia es una de las ciudades pioneras, en donde la adquisición de estos muebles es ampliamente practicada. Comprarlos allí también puede resultar gratificante, aparte de viajar, que siempre mola.

Incorporar un sofá a un espacio diferente de la casa, o cambiar el de vieja usanza por uno nuevo, puede sumar una gran cantidad de punto al total que se busca. Estos muebles, al igual que los electrodomésticos, tienen un tiempo de vida útil, y necesitan ser renovados. Quizá no desincorporados, pero cambiarlos entre habitaciones y espacios puede favorecer.

La sensualidad de las piscinas

Las piscinas siempre han sido bienvenidas en las casas de más alto puntaje. Pero algunas casas no disponen de espacio para albergar una. Lo que se puede realizar en estos casos es visitar páginas como www.piscinasjardin.com, donde se pueden encontrar piscinas desmontables baratas, que pueden utilizarse, mantenerse y guardarse tras su utilización. El principal beneficio de estas piscinas desmontables es que no obstaculizan ni entorpecen el espacio que puede ser útil para otras cosas, después.

Los precios de estas son relativamente bajos, y las estructuras tubulares, así como las piscinas de madera, acaban por ser las mejores, pues se adaptan a cualquier tipo de espacios.

Barato y modista: un perchero

Sí. Un perchero. Y no cualquiera, sino un perchero original y personalizado. Se pueden encontrar en la esquina, y en cualquier tienda de percheros por internet. Los hay metálicos y de madera, baratos, y muy baratos.

Utilizar percheros permite adecuar la ropa para el invierno. Tener los abrigos y chaquetas siempre a una mano de distancia, e incorporar además un artículo que ha acompañado a las casas de 10 puntos durante toda la existencia. Un perchero dice mucho de quien reside en ese lugar. Le da un aura de misticismo y caballerosidad a los personajes de esa obra.

El mármol o el granito en las paredes

Si no se dispone de espacios de mármol o granito en la casa, es hora de ir añadiéndoles. Las tendencias de moda en casa van a estar encaminadas al uso de estos materiales, y así sean detalles pequeños, como en los platos de ducha, o paredes completas, los resultados pueden ser elitistas y valorados, con calidad de revistas de circulación internacional.

El mármol es más vanidoso y de alta gama. El granito puede durar toda la vida si se le cuida de forma correcta. La elección entre ambos materiales tiene mucho que ver con los gustos propios de cada persona. Su incorporación en la casa, que puede ser en cualquier habitación de esta, también se condiciona por los gustos y las preferencias de quienes la habitan.

Jugar con la iluminación

Porque como en el caso de los percheros, a veces no se necesita tener tanto dinero o comprar tantas cosas para cambiar el panorama visual del hogar. La combinación de luces, la intensidad y hasta el color de las mismas, puede hacer una diferencia abismal entre la casa de los sueños y la casa de las realidades actuales.

Las lámparas son baratas, duraderas y sus modelos son prácticamente infinitos. El estilo minimalista es el favorito porque su sencillez visual le hace adaptarse a cualquier tipo de espacios. Las lámparas ostentosas siguen teniendo prevalencia en los ambientes rurales, en las casas de campo o de playa, en las costas que de por sí ya reciben mucha iluminación natural.

Los altos contrastes o colores de fábrica

Otro consejo práctico para lograr una buena iluminación, es combinar los colores de las paredes. Los llamados colores de fábrica, todos en la escala de los grises, vienen tomando una gran importancia, propia de la influencia nórdica en la moda hogareña española. Estos colores dan un ambiente de frescura y hasta de frialdad en el hogar, trayendo los inviernos cortos de la naturaleza a un ambiente durable dentro de casa.

Los contrastes fuertes también pueden iluminar por su cuenta. Usar los colores amarillos, naranjas, rojos y verdes pueden dar más luz y calor que cualquier lámpara o chimenea. Conviene buscar con calma para que los resultados no acaben por ser contraproducentes.

Reemplazar paredes por cristales

De uso en las altas esferas sociales, el cristal o el vidrio, con su transparencia, brindan una sensación espacial mucho mayor, que la división con paredes, cortinas, o la ausencia de cualquier tipo de división. Distribuirse con paredes transparentes no sólo es útil, sino que también permite aprovechar los espacios y la luz de una manera más equitativa y uniforme. El cristal también permite transmitir la temperatura, sea cálida o fría, por más tiempo y a más espacios de la casa.

Partir la sala, comedor o cocina en espacios diseñados y separados por secciones de cristal o vidrio, pueden acabar por ser el jaque mate de la estrategia para lograr un hogar de 10 puntos.

Rotar los espacios

Toda la energía necesita estar siempre en movimiento. Para que la casa siempre permanezca en ese estado de vitalidad, es necesario y muy bien visto que se roten todos los espacios, o las piezas dentro de cada habitación.

Una de las formas comunes es intercambiar los espacios de cada cosa, en los dormitorios. La cama para allá, los gaveteros y lámparas para acá, y así. Sin embargo, va cobrando fuerza el uso del intercambio entre habitaciones. Así, tras unos meses, se cambian los muebles de la sala de estar a la sala de estudiar, y entre habitaciones. Será difícil que el cuerpo de acostumbre a estar estático con una casa siempre en movimiento. Y la vitalidad de los residentes siempre suma más puntos que el colorido de las paredes.

Emisor: Promonet SL

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación