La nueva modalidad de trabajo para intérpretes adaptada a la era de la información y la comunicación

Libros
PIXABAY
Actualizado 21/03/2018 10:24:45 CET

Para realizar una traducción simultánea ya no es necesario que el intérprete y el ponente estén en el mismo espacio físico, pues las tecnologías permiten que se efectúe el mismo trabajo de forma remota mediante dispositivos avanzados. El problema es determinar si la calidad de estas traducciones es comparable a la de las tradicionales que permiten un contacto visual directo

Madrid, 21 de Marzo de 2018.- En vista de las nuevas tendencias que ocupan el mercado actualmente, la Asociación Internacional de Intérpretes, AIIC, ha hecho pública su determinación de adoptar nuevos estándares de calidad con el objetivo de defender los intereses y el bienestar de sus miembros y de los interlocutores interesados en la contratación del servicio de interpretación. Las asociaciones y agencias han apostado tradicionalmente por el tipo de interpretación presencial para traducción simultánea, puesto que garantiza la calidad del servicio y el bienestar del intérprete. No obstante, algunos expertos creen que la oleada de avances en tecnología de la información y la comunicación tendrán consecuencias importantes en el proceso de comunicación y afectarán la calidad de la interpretación.

Una nueva modalidad de interpretación en la era de la tecnología

Si bien es cierto que las tecnologías de la información abren puertas a otras modalidades de interpretación en las que los intérpretes no tienen un contacto cara a cara con la persona a la que interpretan, el problema reside en que cada situación requiere una calidad y condiciones sensoriales específicas. Lo recomendable es que se regulen estas nuevas modalidades de interpretación para mejorar las condiciones de trabajo en lo referente a la calidad del sonido y de la imagen mediante una normativa común. Mientras esto no sea así, la mayoría de los profesionales en este ámbito seguirán apostando por el tipo de interpretación tradicional que permite un contacto directo con los ponentes.

La Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencias es la principal organización de este colectivo profesional que promueve la observación de estándares de calidad éticos y defiende los intereses y el beneficio de sus miembros. Esta asociación ha apoyado siempre las situaciones o escenarios de interpretación directa o cara a cara. La AIIC advierte de que el desarrollo en la era de la información de estas tecnologías para la interpretación puede tener grandes repercusiones en los procesos de comunicación, lo que puede afectar a la calidad de las interpretaciones y al trabajo de los intérpretes.

Las tecnologías de la comunicación permiten nuevas modalidades de interpretación donde los intérpretes no tienen visión directa de los ponentes, sino un contacto indirecto mediante audio o video con una persona que no está en la misma localización física que el intérprete. De este modo, los intérpretes traducen al mismo tiempo, pero en diferente espacio físico, valiéndose de los avances tecnológicos para sus fines.

Condiciones específicas de las interpretaciones a distancia

Las interpretaciones a distancia requieren de profesionales competentes que sepan adaptarse a situaciones nuevas. Para ser efectivo, un trabajo de interpretación remota se enfrenta a desafíos tanto humanos como tecnológicos.

Entre las modalidades de interpretación remota cabe distinguir la interpretación presencial de videoconferencias, la interpretación presencial de conferencias de audio, la interpretación de video en remoto y la interpretación de audio en remoto. Todas las variantes de audio y video se integran en este nuevo enfoque profesional para facilitar la comunicación, ya que no siempre es fácil reunir al intérprete y al ponente en el mismo lugar físico.

Todas las modalidades de interpretación a distancia deben atenerse a los requerimientos básicos de funcionamiento para considerarse válidas y eficaces. Las condiciones de trabajo deben adaptarse a cada modalidad específica y estas deben ser propicias tanto para los intérpretes que trabajan en línea mediante audio e imagen como para los que trabajan con contacto visual directo. Para ello, las condiciones de las interpretaciones a distancia deberán determinarse de manera independiente mediante una investigación objetiva que otorgue fiabilidad y eficacia al servicio.

En consecuencia, la AIIC, mediante su grupo de trabajo para la interpretación a distancia, se compromete a no escatimar esfuerzos en desarrollar y adoptar las condiciones de trabajo que se funden en evidencias de la calidad de la interpretación y del bienestar del intérprete, para lo cual llevará a cabo pruebas sistemáticas y metódicas.

Autor: Pedro Fernández

Empresa: OlimpoMarketing

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación