COMUNICADO: Importancia de los tejados de pizarra y su correcta manutención

Pixabay
PIXABAY
Actualizado 20/09/2017 10:08:35 CET

Cómo nos protegen del frío y las lluvias, nevadas, etc. En invierno y lo relevante que es contratar a unos profesionales competentes para su implementación

Madrid, 20 de septiembre de 2017.- Tras el paso del verano, otra de las épocas más emblemáticas a nivel social como lo es el invierno ya casi está aquí, y deberemos de prepararnos bien para éste ya que las condiciones climatológicas adversas son una constante en dicho periodo.

PROTEGER NUESTRO TEJADO: UNA PRIORIDAD

Uno de los elementos donde mayor responsabilidad recae con respecto a cualquier incidencia climatológica es en los tejados de las viviendas, debiendo prepararlos bien de cara a los posibles inconvenientes que éstos puedan llegar a sufrir, y evitar así cualquier incidencia en casa durante la época invernal. Lo mejor para este tipo de situaciones es recurrir a uno de los materiales con mayor nivel de efectividad y rendimiento como lo es la pizarra. Cubrir los tejados con pizarra nos proporciona un gran aislamiento con respecto al frío y las bajas temperaturas características del invierno, pero su característica más esencial es aquella relacionada con la absorción del agua, una cualidad muy importante ya que es la encargada de proteger nuestro hogar de posibles filtraciones con respecto a lluvias intensas, tormentas, etc. E inclusive cuando se trata de la nieve, ya que al fin y al cabo se trata de agua congelada, pudiendo llegar a contemplarse como un gran problema para tu tejado sobre todo cuando ocurren las grandes nevadas.

Si quieres prevenir cualquier problemática relacionada con ambas situaciones climáticas, lo mejor es que comiences a investigar sobre cómo implementar este tipo de tejado en tu vivienda habitual (si es que no dispones de dicho material recubriendo ya su superficie), y por supuesto sea siempre tu primera opción a la hora de construir una nueva vivienda, ya que luego será algo más complicado realizar las reformas pertinentes como para añadirlo.

Todas y cada una de estas características anteriormente mencionadas sobre los Tejados de Pizarra no implica que se trate de un material indestructible, ni mucho menos. Por muy resistente que sea ante dichas condiciones climáticas adversas la realidad es que como con cualquier otro tipo de material, puede resentirse tras el paso de varios años. Sobre todo si durante dicho tiempo se ha visto sometido a largas rachas de viento, o las lluvias tormentosas que indicábamos antes. Ambos factores causan un desgaste evidente sobre los tejados, que puede dar lugar a la rotura de alguna teja de pizarra (aún y pese a su resistencia), o la descolocación de algunas de las mismas, pérdida de resistencia en el material, etc. Que provoque goteras...Todo ello, por suerte, es fácilmente solucionable ya que el mantenimiento de dicho material es también muy barato y sencillo de realizar, motivo por el cual es tan habitual a la hora de implementarlo en la mayoría de tejados pertenecientes a las viviendas habituales, y sobre todo a los conocimientos de profesionales encargados de su manutención, reparación e implementación.

SELECCIÓN DE EMPRESAS Y PROFESIONALES ESPECIALIZADOS EN LOS TEJADOS DE PIZARRA

La manipulación de las tejas de pizarra deben de ser llevadas a cabo, eso sí, por un equipo de profesionales cualificados para ello. Que se trate de un material común y fácilmente manejable no implica que no se necesite contratar a trabajadores especializados en dicho medio para llevar a cabo su incorporación. Los conocimientos necesarios como para poder trabajar con tejados de pizarra (inclusive aunque se trate de una pequeña reparación) son una cualidad obligatoria, sobre todo si no quieres obtener resultados negativos que puedan empeorar aún más la situación por la cual se hayan emprendido dichas reparaciones. En definitiva, se requiere contratar a especialistas en tejados de pizarra si no quieres obtener como resultado una verdadera chapuza.

Lo mejor es evitar sorpresas en este sentido es otear el mercado en busca de empresas con gran trayectoria profesional dentro de dicho ámbito que puedan ofrecerte garantías. Además, la revisión de trabajos anteriores ya finalizados pertenecientes a su equipo profesional te puede proporcionar la seguridad que necesitas, por lo que nunca viene mal pedirles alguna prueba visual de sus últimas restauraciones de tejados de pizarra, o implementaciones desde cero para nuevas construcciones, etc.

No te limites, y amplía el círculo de búsqueda con respecto a tu situación geofráfica si con ello puedes encontrar a una empresa de mayor calidad a la cual encargarle el trabajo. Por ejemplo, si vives a las afueras o cerca de Madrid una de las opciones más recomendables es la de tejadosdepizarramadrid.net, ya que se trata de una de las empresas con mayor número de opiniones positivas así como buenas referencias por parte de clientes anteriores. Y es que cuando un negocio de estas características ofrece asistencia y presencia también a través de la red (como es el caso) implica de entrada una profesionalidad bastante evidente ya que no con todas las empresas dedicadas a la manutención e implementación de los tejados de pizarra puedes contactar a través de la comodidad que ofrece internet, ni tampoco pedir presupuesto sin compromiso o contratarles a través de su web. Todas estas características inciden evidentemente a la hora de escoger a los mejores trabajadores para su posterior contratación.

   

¿Cómo prevenir roturas o cualquier tipo de problemas en tus tejados de pizarra?

Si no quieres encontrarte con goteras en medio del invierno, o cualquier otro desperfecto relacionado con la estabilidad de tu tejado lo mejor es que realices revisiones periódicas sobre el estado de éste. En teoría, con dos al año sería suficiente. Eso sí, deberás de hacerlo durante los momentos claves de su vida útil como lo es en primavera (es decir, después del paso del invierno y los efectos que éste haya podido producir sobre nuestros tejados de pizarra) así como en otoño (antes de la próxima época invernal).

A finales de octubre o principios de noviembre sería la época indicada, ya que te daría tiempo suficiente como para realizar una evaluación del estado de la superficie así como para efectuar los arreglos y reparaciones de tejados de pizarra necesarias antes de los días más significativos del invierno. Este es un proceso que puedes hacer por ti mismo, aunque deberás de ser minucioso y comprobar las tejas, si existe algún desnivel en la superficie, si se ha desplazado algún canalón, o por el contrario se han volado las limas, caballetes, etc. Superpuestas sobre la chapa. La zona de la antena de televisión o de la chimenea (si existiese) suelen ser dos de las más afectadas, y pueden acabar causando daños colaterales con respecto a ambos servicios, por lo que debes prestar especial atención a dichas zonas si no quieres pasar el principio del invierno sin poder encender la chimenea y climatizar el ambiente.

Para más información:   

Autor: Pedro Fernández

Empresa: OlimpoMarketing

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación