Publicado 14/12/2016 18:44CET

Una acumulación de agua y una avería obliga a aplazar 385 mamografías en Castellón

   CASTELLÓN, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Conselleria de Sanidad ha cifrado en 385 el número de mamografías que han tenido que ser aplazadas desde el pasado 28 de noviembre tras acumularse agua en el patio del edificio donde se ubica la Unidad de Prevención de Cáncer de Mama después de las últimas lluvias y producirse posteriormente una avería en la máquina.

   Así, según Sanidad, el patio del edificio donde se ubica la Unidad de Prevención de Mama tiene un sistema de evacuación de agua poco eficiente y, después de las lluvias, la empresa fabricante del mamógrafo aconsejó pararlo como medida preventiva para evitar problemas por la acumulación de agua, aunque el equipo funcionaba perfectamente.

   La atención se vio afectada en un principio desde el 28 de noviembre hasta el 9 de diciembre -ocho días hábiles-. Sin embargo, cuando el día 11 de diciembre -primer día hábil- se puso en marcha el mamógrafo se comprobó que éste no funcionaba y se ha tenido que llamar de nuevo al técnico de la empresa fabricante.

   El servicio técnico ha informado de que su reparación requiere de la sustitución de algunas piezas, por lo que se está a la espera de su suministro y posterior reparación.

   Desde el día 28 de noviembre han transcurrido once días hábiles y habitualmente se atienden unas 35 mujeres diarias, por lo que, a día de hoy, se han dejado de hacer 385 exploraciones.

SERAN CITADAS EN ENERO

   Las Unidades de Prevención de Cáncer de Mama citan a las mujeres con dos o tres semanas de antelación, por lo que está previsto que todas estas mujeres sean citadas la segunda o tercera semana de enero.

   Sanidad ha aclarado que el hecho de que la demora generada no tiene por qué repercutir en la salud de las mujeres, pues las mujeres que se citan en el Programa de Prevención del Cáncer de Mama son mujeres que no han padecido cáncer de mama y no presentan síntomas de enfermedad.

   Al respecto, ha recordado que las mujeres que presentan síntomas en las mamas deben acudir directamente a los servicios asistenciales, y no esperar a ser citadas en el programa.