Publicado 18/11/2022 19:34

Amparo Mañés, Front Abolicionista, Villa Teresita y Ayuntamiento de Albal, premios Celia Amorós

Amparo Mañés, Front Abolicionista, Villa Teresita y Ayuntamiento de Albal, premios Celia Amorós
Amparo Mañés, Front Abolicionista, Villa Teresita y Ayuntamiento de Albal, premios Celia Amorós - DIPUTACIÓN DE VALENCIA


VALÈNCIA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

Amparo Mañés, la primera mujer gerente del sistema universitario valenciano; el Front Abolicionista del País Valencià; la asociación Villa Teresita y el Ayuntamiento de Albal; con mención especial, a título póstumo, para la fotógrafa Concha Martínez, son los premios Celia Amorós 2022, que entrega la Diputación de Valencia para reconocer la lucha contra la violencia de género.

El presidente de la corporación provincial, Toni Gaspar, recuerda que "75.000 mujeres viven en tensión en España por el riesgo de ser maltratadas por sus parejas y ex parejas", una realidad frente a la cual "solo cabe responsabilidad para estar a la altura del problema social que tenemos, sin condicionarlo a recibir nada a cambio".

Este compromiso "lo demuestran las premiadas y premiados con los Celia Amorós y todos los entes públicos, asociaciones y personas de buena voluntad que cada año son candidatas a este reconocimiento por su lucha sincera y decidida contra el blanqueamiento, la negación y la omnipresencia del machismo, por encima de oportunismos y miserias varias y en favor de una sociedad libre de miedo e injusticias, de los asesinatos cometidos por hombres cobardes y violentos".

La responsable provincial de Igualdad, Eli García, ha insistido en las "terribles" cifras de la violencia ejercida contra las mujeres y también contra sus hijos e hijas menores, con 48 víctimas mortales de violencia vicaria desde 2013 por "el agresor-padre que pretende hacer más daño si cabe a estas madres asesinando a sus propios hijos".

"Y detrás de la frialdad de cada cifra está la vida de una mujer", ha denunciado la diputada, quien insta a "no acostumbrarnos ni resignarnos a convivir con la violencia que desafía los pilares de un país democrático", afirma.

En este sentido, Eli García ha puesto en valor la aportación de las premiadas en la séptima edición de los Celia Amorós, desde "la pedagogía dentro y fuera de las aulas" de Amparo Mañés en defensa de la igualdad plena entre mujeres y hombres, hasta "la amplia mirada y el compromiso público de las instituciones y asociaciones que de forma decidida están haciendo frente a la prostitución y la trata como una forma de violencia contra las mujeres, que encierra multitud de agresiones físicas, sexuales, psicológicas y económicas".

La lucha contra la trata de mujeres ha sido el hilo conductor sobre el que han basado su deliberación las integrantes del comité de expertas contra la violencia de género del área de Igualdad de la Diputación, formado por perfiles tan diversos como técnicas de distintas administraciones públicas, funcionarias, responsables de centros de atención y acogida de mujeres maltratadas, representantes de asociaciones, juristas, docentes universitarias o personal de los cuerpos de seguridad.

ORDENANZA PIONERA CONTRA LA PROSTITUCIÓN

Es el caso del Ayuntamiento de Albal, que con su ordenanza pionera en la lucha para abolir la prostitución entra en un selecto club de consistorios comprometidos con la igualdad y el rechazo de la violencia machista junto a Gandia, Quart de Poblet, Xirivella, Xàtiva y Picassent.

El alcalde, Ramón Marí, ha recibido un galardón que "nos enorgullece como administración pública que trabaja por una sociedad más justa, pero sobre todo nos motiva a mantener como prioridad el rechazo a la explotación de mujeres y niñas que debe erradicarse porque atenta contra su dignidad".

También contra la trata de mujeres centra su trabajo el Front Abolicionista del País Valencià, premio Celia Amorós 2022 en la categoría de asociaciones por su lucha contra la mercantilización de los cuerpos de las mujeres, así como la reivindicación de la abolición del sistema prostitucional y la inserción sociolaboral de las víctimas.

Concha Hurtado y Puri Liétor, portavoces de esta plataforma que surge del Movimiento Feminista Valenciano, han añadido también la necesidad de "seguir trabajando para abolir otros elementos y roles sexistas que contribuyen a la opresión de la mujer, caso de la pornografía y los úteros de alquiler", al tiempo que reclaman "medidas efectivas contra el abuso sexual infantil".

Por su parte, Inmaculada Soler, religiosa y coordinadora de Villa Teresita en València, premio al mejor programa por el proyecto 'Saliendo al encuentro', ha explicado que su trabajo consiste en "acercarnos a los lugares donde se encuentran las mujeres víctimas de explotación sexual, desde calles a hospitales, clubs, polígonos, pisos y hasta fronteras, con el fin de establecer un vínculo con ellas y ofrecerles un acompañamiento integral y alternativas a su situación".

RECONOCIMIENTOS PERSONALES

En la categoría de trayectoria profesional, Amparo Mañés ha recibido el Celia Amorós de la Diputación por sus aportaciones personales en todos los ámbitos del conocimiento feminista, en el contexto de una dilatada carrera universitaria entre la que se incluye la dirección de la Unidad de Igualdad de la UV.

El comité de expertas del área provincial de Igualdad ha valorado "su participación activa y actitud incansable en la tarea docente, con textos precisos y didácticos que aportan recursos para hacer pedagogía feminista".

En esta ocasión, el reconocimiento personal de los Celia Amorós se hace extensible, a título póstumo, a Concha Martínez, activista feminista valenciana, fotógrafa y creadora de la web Agenda Feminista, con gran participación social en la política municipal y los movimientos asociativos de Benetússer.

"Concha representa el coraje, la fuerza y la memoria feminista, con su cámara de fotos siempre a cuestas para captar encuentros, jornadas, manifestaciones y actos que recopilan el recuerdo gráfico del feminismo valenciano", ha destacado la diputada Eli García en la previa de un premio que ha recogido Ignacio Salavert Martínez, hijo de Concha.

Contador