Publicado 21/12/2021 15:06CET

El Ayuntamiento de València aumenta hasta los 2,4 millones de euros las ayudas al alquiler en 2022

Archivo - LA CONCEJALA DE VIVIENDA, ISABEL LOZANO.
Archivo - LA CONCEJALA DE VIVIENDA, ISABEL LOZANO. - AYUNTAMIENTO - Archivo

   Un total de 1.301 familias han sido beneficiarias durante este año

   VALÈNCIA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de València, a través de la Concejalía de Vivienda, incrementará hasta 2,4 millones de euros la partida presupuestaria dedicada a ayudas al alquiler.

   Así lo ha explicado este martes la concejala de Vivienda y Servicios Sociales, Isabel Lozano, quien ha realizado un balance de las ayudas concedidas durante la anualidad de 2021, y ha informado también sobre las ayudas municipales a la vivienda (suministros, mobiliario) del área de Bienestar Social.

   Durante el año en curso, un total de 1.301 familias han sido beneficiarias de las ayudas al alquiler que gestiona la Concejalía de Vivienda, que ha contado para ello con un presupuesto asignado de 2,2 millones de euros. Tal como ha anunciado Lozano, de cara al año que viene se ha incrementado la partida en 200.000 euros más, con lo que en 2022 se dispondrá de unos recursos de 2,4 millones de euros para ayudas al alquiler.

   La concejala de Vivienda y Servicios Sociales ha subrayado que el total de familias atendidas por este concepto este año en la ciudad ha sido de 3.159, dado que a las 1.301 atendidas por el Ayuntamiento se suman las 1.858 atendidas desde la Conselleria.

   Desde la corporación municipal señalan que, de las 2.415 solicitudes presentadas este año, 230 han resultado excluidas por agotamiento de crédito (otras 884 fueron rechazadas por no reunir los requisitos pertinentes). De hecho, desde 2016, en que la dotación fue de 1,2 millones de euros, el presupuesto dedicado a esta iniciativa se ha ido incrementando de manera constante, hasta los 2,4 millones que se destinarán el año próximo. Con este montante se sufraga el 40% del alquiler semanal de las familias beneficiarias.

   También se ha incrementado desde 2016 la renta máxima contemplada como susceptible de recibir ayudas, desde los 450 euros mensuales a los 600 euros al mes que se contemplan actualmente, "para ir adaptando la convocatoria a la realidad del mercado del alquiler de viviendas", ha subrayado la concejala. No obstante, las cifras del balance que ha ofrecido Lozano reflejan que la mayor concentración de solicitud de ayudas se da en el tramo de 300 a 500 euros de alquiler mensual, inciden.

DISTRIBUCIÓN POR DISTRITOS

   En cuanto a la distribución por distrito de las personas beneficiarias, el mayor porcentaje (13,76%) se da en el distrito de Rascanya, seguido por los distritos de Quatre Carrerres, Jesús y L'Olivereta. Finalmente, atendiendo a la tipología de las unidades de convivencia que han resultado concesionarias, la mayoría se ha otorgado a jóvenes de 18 a 34 años de edad, seguidos por familias en las que hay personas dependientes o con diversidad funcional, familias numerosas, familias con personas mayores de 65 años, y familias monoparentales.

   De manera complementaria, la Concejalía de Servicios Sociales dispone también de una serie de ayudas para aspectos relacionados con la vivienda, especialmente dirigidas a evitar las situaciones de desahucios, pero también para dignificar y apoyar las condiciones de vida de los vecinos y vecinas con menos recursos.

   Durante este año se han otorgado ayudas por importe total de 2.083.764,65 euros, que se han destinado a conceptos como pago de suministros (agua y luz), gastos de comunidad, alquiler, alojamiento alternativo, o desinfección del hogar, entre otros. Isabel Lozano ha subrayado especialmente las ayudas para el pago de deudas de alquiler que han conseguido parar varias situaciones de desahucio. Se han dado 931 ayudas para sufragar deudas de alquiler, y se ha logrado detener 35 procesos de desahucio, ha señalado Lozano.

   Además, la concejala ha destacado la importancia de las ayudas para el pago de los recibos de agua y electricidad, especialmente este año que se ha visto sacudido por las subidas continuadas del precio de la luz. Asimismo, Lozano ha explicado que en los últimos años se han incorporado conceptos que antes no existían, como las ayudas para equipamiento y mobiliario o desinfección, entre otros.

   La delegada de Vivienda y de Servicios Sociales ha destacado el "incremento exponencial" del número de ayudas sociales, que se ha incrementado en un 44,5% desde 2014 (al pasar de 2.689 ese año a las 4.842 ayudas otorgadas en 2021 por estos conceptos). Ello se ha reflejado en un incremento presupuestario de un 65,8%: de los 712.000 euros empleados en estas ayudas en 2014 se ha pasado a los 2.038.764 euros en 2021.

   Isabel Lozano ha concluido su intervención ante los medios de comunicación recordando que se trata de "ayudas fundamentales para las familias en situación de más vulnerabilidad: para evitar desahucios y para impedir que las familias queden en situación de calle o sin hogar". "Es un esfuerzo -ha afirmado- que vamos reforzando y dotando cada vez más año a año para dar respuesta a una necesidad y a un derecho fundamental, como es el derecho a la vivienda".