Publicado 25/09/2020 12:33CET

El Botànic en bloque tumba la iniciativa de Cs para pedir un déficit para la Comunitat como el del País Vasco

Monedas y billetes
Monedas y billetes - EUROPA PRESS - ARCHIVO

Un error de tres diputados socialistas hace que no salga adelante la propuesta del Botànic para seguir blindando la sanidad pública

VALÈNCIA, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

Les Corts han rechazado este viernes, en la última jornada del Debate de Política General, la propuesta de Ciudadanos (Cs) para exigir al Gobierno que autorice para la Comunitat Valenciana un déficit como el concedido al País Vasco y/o un fondo transitorio de financiación autonómica con el voto en contra del Botànic, incluido Compromís, que ha apostado por mantener la unidad con sus socios pero mantendrá la iniciativa que ya planteó con ese mismo objetivo.

En concreto, la iniciativa (apoyada por Cs y PP y rechazada por el Botànic y Vox) planteaba que el Consell exigiera al Gobierno que "mientras no entre en vigor el nuevo sistema de financiación, se tenga en cuenta la especial situación financiera de la Comunitat, ya sea mediante la autorización de un déficit adecuado asimilable al concedido al País Vasco y/o un fondo transitorio de financiación autonómica" porque "de esta manera se evitará tener que efectuar recortes en sanidad, educación y servicios sociales".

El portavoz de Compromís, Fran Ferri, ha explicado que su voto busca "no caer en la trampa" de vincular realizar recortes si no se consigue un déficit para la Comunitat como se ha pactado para el País Vasco. Ha destacado que se mantiene "la unidad del Botànic" pero que "se mantendrá vivo el debate" en las Corts porque no renuncian a su proposición no de ley en la que piden un déficit asimétrico "como mínimo equivalente" al de Euskadi.

Ferri ha subrayado en estos cincos años de presupuestos botánicos no ha habido recortes a pesar de que no se consiguió un déficit asimétrico y ahora no iban a "caer en esta trampa de Cs". Ha destacado también que Compromís ha intentado un acuerdo entre PSPV y Cs, que "llevan dos semanas hablando de consenso", pero el partido naranja "se ha cerrado en banda" y los socialistas "tampoco han querido acercar posiciones".

Por ello, ante esta "diatriba" y valorando "los beneficios y pérdidas" han optado por votar en contra de la propuesta de Cs y mantener la unidad del Botànic porque, ha insistido, "no podemos dar por buenos los recortes si un Gobierno no acepta que la Comunitat tanga un déficit asimétrico".

El portavoz socialista, Manolo Mata, ha señalado que la postura de Compromís no le ha sorprendido, incluso le ha alegrado, porque el Botànic lo componen "organizaciones distintas pero con un mismo proyecto" igual que Google maps "te ofrece distintas rutas pero se llega al mismo camino".

Mata ha explicado que el PSPV se opone a este déficit asimétrico porque supondría un aumento del déficit en sí y ha justificado que la situación de la Comunitat "no tiene nada que ver" con la del País Vasco, entre otras cuestiones porque su deuda solo representa el 15% del PIB. No obstante, ha garantizado que como la prioridad es "salvar a las personas" si es necesario el endeudamiento se hará.

La síndica Unines Podem, Naiara Davó, ha defendido el voto en contra de la propuesta de Cs porque en la situación actual aumentar el déficit significa más deuda de la que ya se tiene. Por contra, ha abogado por "avanzar hacia nuevos ingresos dentro de una justicia fiscal progresiva".

Por contra, la líder del PP, Isabel Bonig, ha señalado que de este modo se ve "la verdadera intención" del Consell de "poner a sus enchufados por encima de los intereses de los valencianos" y ha señalado que la votación del Botànic en contra de la propuesta de Cs es "una decisión muy mala" para los valencianos.

Bonig ha recalcado que su partido ya defendió en 2013 cuando gobernaba el déficit asimétrico, pese a las "burlas" de la entonces oposición, y ahora sigue defendiéndolo, al igual que un cambio del modelo de financiación para "evitar que haya ciudadanos de primera y de segunda".

El PP "no ha cambiado de postura" mientras que Puig y Oltra han votado "el poder por el poder", ha indicado. Aun así, ha insistido en ofrecer a Puig el apoyo del PP para pactar unos presupuestos para 2021 "reales, efectivos y que cubran las necesidades de los valencianos", no de su partido.

Por su parte, el portavoz de Cs Toni Woodward ha apuntado que confiaban que su propuesta fuera al menos refrendada por Compromís, pero ha lamentado que se vuelve a subir al "carro de la tibieza" y "se olvida de pedir una financiación justa para los valencianos".

Woodward ha explicado que los 3.000 millones que compensarían los mil millones que de mayo a junio ya se han dejado de ingresar y los 1.325 millones "ficticios" que cada año el Botànic incluye en le presupuesto.

Por último, el portavoz de Vox, José María Llanos, ha señalado que "bienvenido sea" el cambio de posición de Compromís y ha recordado que su formación siempre ha defendido que no se aumente el déficit de la Comunitat Valenciana y "la igualdad de todos los españoles" frente a los "privilegios" de los que gozan algunas autonomías.

Llanos ha comentado que no le extraña la posición de Compromís porque el Botànic ya "ha incumplido" el Pacto de reconstrucción y "a la primera de cambio ha engañado a PP y Cs con su intención de subir impuestos". Por ello, ha recriminado al partido de Isabel Bonig y Toni Cantó que "no tiene sentido querer salir todos en la foto" y se demuestra que "la verdadera oposición a este gobierno negligente es Vox".

IMPUESTOS Y FINANCIACIÓN

Sí se han aprobado las iniciativas del Botànic para reclamar una financiación justa para la Comunitat, que se reconozca la deuda histórica y se establezca un mecanismo de compensación de esos déficits e inversión acorde al peso poblacional, así como la que apostaba por un plan de "justicia social" que "focalice la aportación tributaria en los segmentos de más poder adquisitivo" y por considerar la creación de nuevos impuestos dentro de la 'fiscalidad verde'.

Y también la de Ciudadanos en la que pide que los Presupuestos de la Generalitat de 2021 sean "un reflejo fiel" de los acuerdos reflejados en el pacto para la reconstrucción firmado en sede parlamentaria.

PROPUESTAS EN SANIDAD

Tampoco ha salido adelante, con el rechazo de los tres partidos del Botànic, la iniciativa de Cs para prorrogar la concesión del Departamento de Salud de Torrevieja cuando venza en octubre de 2021 dada la situación actual de pandemia.

Y, por sorpresa, ha sido rechazada la propuesta del Botànic en el área de sanidad, en la que apostaba por un plan estratégico de atención primaria, potenciar la telemedicina y continuar "blindando y defendiendo la sanidad pública, trabajando por la recuperación de los servicios públicos privatizados una vez finalice la concesión", entre otras medidas.

Se ha debido a un error en la votación por parte de tres diputados socialistas, con lo que la iniciativa ha sido rechazada por la mínima (49 votos a favor y 50 en contra). Preguntado a la salida del pleno sobre esta cuestión, el portavoz del PSPV ha sido claro afirmando que se han "liado" al votar, pero ha restado importancia al asunto ya que esas cuestiones se pueden volver a plantear a través de proposiciones no de ley.

OTRAS INICIATIVAS APROBADAS

Sí ha salido adelante una propuesta consensuada entre el PP y el Botànic en materia de justicia, que han respaldado todos los grupos menos Vox. En concreto, Les Corts instan al Consell a profundizar en la digitalización de la justicia, nuevas infraestructuras judiciales y mejora de las existentes, pedir al Gobierno nuevos juzgados y crear más juzgados específicos de violencia de género en la Comunitat.

También lo ha hecho, y por unanimidad, la de Ciudadanos para exigir al Gobierno inversión en Cercanías, la finalización completa y puesta en marcha del Tren de la Costa y el cumplimiento de plazos en la finalización del Corredor Mediterráneo.