El Botànic pide al Gobierno limitar las bonificaciones fiscales en toda España para "evitar el dumping" entre CCAA

Publicado 28/11/2019 14:11:25CET
La síndica de Unides Podem, Naiara Davó, interviene en Les Corts
La síndica de Unides Podem, Naiara Davó, interviene en Les Corts - CORTS

VALÈCNIA, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El pleno de Les Corts ha instado este jueves al Gobierno central a limitar las bonificaciones fiscales y establecer unos niveles mínimos de impuestos en toda España para "evitar el 'dumping'" entre comunidades autónomas. La propuesta de Unides Podem ha salido adelante con los votos del resto de grupos del Botànic II (PSPV y Compromís) y el rechazo de la oposición (PP, Ciudadanos y Vox).

Con este acuerdo, el parlamento valenciano emplaza al Consell a proponer en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) la creación de una comisión permanente de seguimiento y actualización periódica de la normativa de los tributos cedidos a las comunidades autónomas.

También a proponer en el Congreso reformas de la Ley 29/1987, del impuesto sobre sucesiones y donaciones, y la 19/1991, del impuesto sobre el patrimonio, para actualizar la normativa y establecer unos niveles mínimos de tributación comunes para el conjunto de España. La Generalitat tendrá que dar cuenta del cumplimiento de la iniciativa en un plazo de seis meses.

El objetivo de Unides Podem es dar respuesta a la "perversión" de la tributación por parte de algunos gobiernos autonómicos, ante la existencia de "regulaciones regresivas contrarias al principio constitucional de progresividad fiscal". Estas decisiones fiscales "se coordinan y acaban reforzando uno de los mayores problemas de la financiación autonómica: la corresponsabilidad fiscal", como ha defendido la diputada 'morada' Beatriu Gascó.

Como consecuencia, Unides Podem advierte que "se genera el riesgo severo de una espiral a la baja que acabe con la práctica desaparición de determinados impuestos; un fenómeno que arrastra al conjunto de comunidades autónomas", sumado a que "no todas están en la misma situación para participar en esta competencia fiscal a la baja". También lamenta su afección sobre los principios de solidaridad y cohesión territorial.

En este contexto, la medida apoyada por el Botànic busca "garantizar el sistema del bienestar" y la "autonomía efectiva" de la Generalitat Valenciana, al entender que la regulación fiscal "no puede ser atrasada" hasta la reforma general del sistema de financiación autonómica.

HACIA UNA FISCALIDAD PROGRESIVA

Del PSPV, José Muñoz ha coincidido en la necesidad de "repensar" el sistema fiscal, advirtiendo que "es radicalmente falso que el crecimiento económico garantice un Estado del Bienestar potente" y criticando que la derecha "hable de libertades" al defender una bajada de impuestos.

El socialista ha llamado así a ir hacia una armonización fiscal en España, "como en la Unión Europea, y nadie se lleva las manos a la cabeza", pero "sin hacer demagogia". Es una cuestión que "va más allá del 'y tú más' y está en el centro de las políticas públicas", ha defendido, con la meta de pasar "del sistema regresivo del PP a uno progresivo" para que pague más impuestos quien más tiene.

En la misma línea, la portavoz adjunta de Compromís, Aitana Mas, ha prometido que el Consell no dará "ni un paso atrás" en la fiscalidad progresiva, lanzando "un aviso a navegantes contra estas medidas desleales" aprobadas en otras CCAA. "No vamos a dejar que nadie nos ate de pies y manos", ha aseverado.

Ha destacado los impuestos como un mecanismo de atracción de inversiones y ha advertido del "fuerte ejercicio de irresponsabilidad" de suprimirlos, apostando por una armonización "no a la baja, sino con unos mínimos que no sean escuálidos".

PP, A PODEM: "LA MOQUETA LES SIENTA FATAL"

La oposición ha rechazado estos planteamientos y ha criticado que la diputada de Podem haya hablado de la unidad de España para defender la propuesta. Rubén Ibáñez (PP) ha afirmado que "confunden unidad con centralismo" y ha bromeado que "al final tendrán que darle la razón a Vox con la eliminación de las autonomías", lo que ve como "una ocurrencia más de Podemos bajo el celofán de la unidad".

"La moqueta les sienta fatal: han perdido los principios y lo más elemental de Podemos, que el Gobierno diga a las comunidades autónomas qué impuestos tienen que cobrar", ha sostenido el 'popular' en relación a la entrada de Unides Podem en el gobierno del Botànic II.

De Cs, Emigdio Tormo ha criticado que el 'president' de la Generalitat y líder del PSPV, Ximo Puig, tenga "la cara dura de hablar de presión impositiva en Andalucía cuando se han llevado frescos y limpios 680 millones", en relación al caso de los ERE en la Junta andaluza. Ha recordado que la presión fiscal de la Comunitat es la más alta de España y ha puesto el ejemplo de Euskadi y Cataluña con "medidas de liberalizaci'no que sientan bien a la economía".

Y de Vox, la diputada Ángeles Criado ha tachado de "curioso" que Podem hable de unidad de España, tachándolos de "demócratas de fachada que conocen muy bien las dictaduras" y "se ponen muy nerviositos" con las políticas fiscales de algunas comunidades. Les ha pedido "que arreglen primero su casa y luego la de los demás", porque "no estamos ni en Cuba ni en Venezuela ni en Corea del Norte, que les gusta tanto".

Contador