Bravo afirma que "el sistema falló" en el caso del asesinato de dos niñas a manos de su padre en Castellón

La consellera de Justicia, Gabriela Bravo
GVA - Archivo
Actualizado 01/10/2018 18:30:47 CET

VALÈNCIA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Justicia, Gabriela Bravo, ha lamentado este lunes que en el caso del asesinato de dos niñas en Castellón presuntamente a manos de su padre "se confió en que había un riesgo bajo" y "el sistema falló". Así, ha sostenido que, para el establecimiento de medidas de protección, "no hay que mirarla solo a ella, sino también a él", al agresor.

Así se ha pronunciado este lunes la titular de Justicia, Administración Pública, Reformas Democráticas y Libertades Públicas en un encuentro con los medios para presentar los protocolos de actuación institucional en materia de valoración de riesgos en los casos de violencia de género.

Al ser preguntada por "qué falló en el caso de Castellón", Bravo ha afirmado que "falló el sistema" y ha defendido que es "importantísimo" incorporar "más recursos en el momento inicial" de las denuncia por casos de violencia de género. "Ya son muchas las mujeres muertas con informe inicial de riesgo medio o bajo, lo que demuestra que el sistema debe revisarse", ha manifestado.

En esta línea, ha indicado que la información que sustenta los informes de valoración de riesgo "la aporta ella", puesto que en estos casos es común que no haya más testigos, por lo que ha resaltado la importancia de que las víctimas cuenten con apoyo psicológico. En el caso de Castellón, ha lamentado, "no se apreció la agresividad del hombre ni el peligro que estaba sufriendo ella". "Se confió en ese riesgo bajo y el sistema falló", ha señalado.

Así, pese a que ha dicho que se produjo "una serie de fracasos" desde la evaluación del riesgo hasta la información que se incluyó en el atestado, ha apuntado que cree que "la juez hizo su trabajo de la mejor forma posible". La consellera ha concluido que, en suma, se produjo un "fracaso del sistema judicial".