Actualizado 27/06/2007 16:21 CET

Castellón.- CCOO denuncia las "prácticas antisindicales" que se producen en el grupo Torrecid

CASTELLÓN, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Dirección de la Federación de Textil-Piel, Químicas y Afines (Fiteqa) de CCOO-PV denunció en un comunicado las "practicas antisindicales" que, según el sindicato, se están llevando a cabo en la empresa Castellonense Al-Farben S.A., perteneciente al grupo Torrecid, cuya actividad principal es la de frita y esmaltes.

Los casos a los que se hace referencia son las "constantes situaciones discriminatorias" que, en opinión de Fiteqa, "sufren los trabajadores de este centro por el simple hecho de pertenecer a CCOO, y prueba de estas actuaciones son las masivas sanciones disciplinarias e, incluso, despidos que han sufrido los trabajadores que en su día se presentaron a las elecciones sindicales bajo las siglas de CCOO".

Estos hechos, apuntó el sindicato, "no son algo aislado, puesto que ya se ha tenido que recurrir con anterioridad a la denuncia a Inspección de Trabajo, debido a la negativa por parte de la empresa a la hora de que se constituyese la sección sindical de CCOO en la empresa". "Con esta actuación la empresa vulnera de forma clara la ley orgánica de libertad sindical, con el agravante de que sólo utiliza estas prácticas con CCOO" ya que hay "otros sindicatos representados en este centro, que no sufren estos ataques", añadió.

Como primera medida, tras ser aprobada una resolución de forma unánime por la comisión ejecutiva de Fiteqa CCOO PV, se volverá a hacer un llamamiento a la asociación de empresarios del sector químico "para que no permitan comportamientos tan retrógrados por parte de sus asociados, y si la respuesta de éstos no es satisfactoria, se estudiarán todas las posibles soluciones que acaben con esta desagradable situación".

Por último, desde la Dirección de Fiteqa-CCOO PV se aclaró que "no se volverán a permitir más actuaciones de este tipo, pues es del todo irracional que las relaciones entre las empresas y los sindicatos pasen por la continua ley del miedo, que empresas como Al-Farben pretenden llevar a cabo".

"Estas formas de actuar hacen que la defensa de los trabajadores sea aún más necesaria en centros que se alejan de lo que se consideran relaciones laborales normales entre empresa y trabajadores", concluyó el sindicato.