Castellón.- El dispensario sanitario de la Marjalería realiza un total de 4.218 intervenciones durante 2007

Actualizado 24/01/2008 12:46:15 CET

CASTELLÓN, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El dispensario sanitario de la Marjalería de Castellón, que da servicio durante todo el año y que está ubicado junto a la sede de la Asociación de Vecinos, realizó un total de 4.218 intervenciones durante 2007, según anunció el concejal de Sanidad del Ayuntamiento de la ciudad, Miquel Soler, quien explicó que, desde hace varios años, el consistorio y la Oficina Provincial de Cruz Roja en Castellón ofrecen este servicio sanitario en la zona de marjal, según informaron en un comunicado fuentes municipales.

"Durante estos años, este servicio se ha ido consolidando e, incluso, el pasado año, el alcalde de Castellón, Alberto Fabra, inauguró el nuevo dispensario, más amplio que el anterior y que cuenta con lo necesario para realizar los servicios", dijo Miquel Soler, quien también remarcó que este servicio de dispensario "evita desplazamientos innecesarios a los vecinos hacia otros servicios sanitarios de la localidad".

"La zona de la Marjalería se caracteriza por ser un lugar de descanso y ocio para muchas familias, de manera que el número de residentes se incrementa considerablemente durante el periodo vacacional, por lo que, durante la Navidad, Pascua y verano, el número de asistencias aumenta por parte del personal del dispensario", apuntó Miquel Soler. De hecho, más de la mitad de las intervenciones, un total de 2.526, se realizaron durante los meses de verano.

El edil comentó que en el dispensario se han atendido todo tipo de patologías tales como el control de enfermedades crónicas o la derivación a otros centros sanitarios en el caso de que el tipo de demanda así lo requiera.

De esta forma, el 32,7 por ciento de las visitas recibidas fue por el control de la tensión arterial; el 19,3 por ciento por glucemias; el 16,8 por ciento por inyección intramuscular; el 11,9 por ciento por inyección subcutánea; el 10,6 por ciento de los vecinos que hicieron uso de este servicio fue para practicarle una cura y el 8,7 por ciento engloba diferentes causas. Además, algunos de los pacientes también asistieron a este dispensario para repetir recetas o a la consulta del médico por alguna afección.

Miquel Soler destacó la satisfacción por el "éxito y la buena acogida" de este servicio que ofrece el Ayuntamiento de Castellón, "siempre pensando en el beneficio de la ciudadanía con el fin de mejorar su calidad de vida y trabajar para poner a su disposición los recursos necesarios".