Actualizado 31/12/2007 15:42 CET

Castellón.- Las embarcaciones de Vinaròs doblan en 2007 las capturas de langostino respecto al año anterior

VINARÒS (CASTELLÓN), 31 Dic. (EUROPA PRESS)

El número de capturas de langostinos durante este año de las embarcaciones de pesca de Vinaròs se ha doblado con respecto a 2006, lo cual, sin embargo, no ha supuesto un sensible aumento de beneficios ya que, por el contrario, han descendido las capturas de otras especies habituales de estas costas, según informaron fuentes de la Cofradía de Pescadores San Pedro.

Los cálculos aproximados de la Cofradía de Pescadores apuntan* a que la cantidad de kilos de este marisco será el doble con respecto al ejercicio anterior, aunque el balance estadístico del 2007 está por cerrar.

El aumento de captruas de langostino está justifica por los frecuentes temporales marítimos de "tràngol", que propician mayores capturas, y la autorización para pescar en aguas en cuyos fondos abundan. El hecho de que 2007 haya sido un año con muchos días de "temporalillo" se ha añadido a la ampliación de la zona de pesca para que las barcas tuvieran mejores capturas, según remarcó el responsable de la subasta de la lonja, Andrés Albiol.

Las embarcaciones han aprovechado el permiso para pescar en fondos a partir de tres millas náuticas de la costa en línea mar adentro y algunas han llegado este año a puerto hasta con diez o doce cajas llenas, "llevábamos muchísimos años que esto no se veía, y hacía cuatro o cinco décadas que no se pescaban estas cantidades", apuntó.

Albiol señaló que no ha sido este 2007 un buen momento para otras especies muy apreciadas también como el lenguado y la dorada. "Para el pescador, por tanto, este año casi le ha resultado por igual en cuanto a ganancias".* Albiol indicó que si en determinadas aguas una embarcación pesca otras especies, como lenguado o pescadilla, que les suponen más dividendos, entonces dejan algo de lado al langostino.

La mayor cantidad del marisco que tanta la fama le da a Vinaròs apenas ha servido para que los precios fueran más asequibles, aunque sin notables diferencias respecto a anteriores campañas.

En la pasada temporada de verano, cuando eran capturados por las embarcaciones de trasmallo, los precios rondaron los 20 euros por kilo, es decir, similares a lo habitual, y en las capturas a cargo de las barcas de arrastre, en la época invernal, también osciló sobre los 20 euros. Como siempre, para las fiestas navideñas se disparó la cotización, llegando hasta los cuarenta.

Las elevadas capturas de este año, como en anteriores ocasiones, han ido a parar a los habituales puntos de España, además de la distribución que se hace por Vinaròs y provincia. MercaMadrid es un punto de recepción, así como Barcelona, a donde casi siempre se va un tercio de todos los subastados.

También los hay que se van hacia Zaragoza, el País Vasco y Andalucía. Los restaurantes y hoteles de prestigio de las grandes capitales españolas, como Madrid, Barcelona o Valencia, son consumidores habituales del langostino de Vinaròs, como también informó Albiol.

El langostino es el producto estrella de la gastronomía Vinaròs, a lo cual ha contribuido últimamente la gran promoción que se le está dando desde el Ayuntamiento, con iniciativas como el concurso de cocina aplicada y la página web http://www.llagostidevinaros.com/.