Cirque du Soleil afronta sus últimas dos semanas en València con 'Kooza', un homenaje a la tradición circense

Publicado 01/07/2019 18:04:39CET
El espectáculo 'Kooza', de Cirque du Soleil
El espectáculo 'Kooza', de Cirque du SoleilCIRQUE DU SOLEIL - Archivo

VALÈNCIA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Cirque du Soleil afronta sus últimas dos semanas en València con la función 'Kooza', el "asombroso y colorido" homenaje a la tradición circense y a los orígenes de Cirque, que ha estado representándose en la capital del Túria desde el pasado 30 de mayo.

La obra, escrita y dirigida por David Shiner, continuará en el 'cap i casal' hasta el próximo 14 de julio, cuando 'Kooza' dirá adiós para continuar su gira española en Gijón (a partir del 1 de agosto), Málaga (a partir del 13 de septiembre), Madrid (a partir del 24 de octubre) y Sevilla (a partir del 16 de enero de 2020), ha explicado la entidad circense en un comunicado.

La compañía ha agradecido a todos los valencianos el calor con el que les han recibido y ha anunciado que, durante el verano, los espectadores podrán obtener una promoción del 20 por ciento en la compra de entradas para todas las funciones de su gira en España y durante un periodo limitado (del 1 al 7 de julio).

Cirque du Soleil no había vuelto a instalar su carpa en València desde el estreno de Corteo en 2011. Antes, visitaron la ciudad otras tres producciones bajo la carpa: Quidam (2000), Saltimbanco (2003) y Dralion (2006).

Respecto a 'Kooza', se trata de un homenaje a la tradición circense, Cirque "en estado puro", en un espectáculo que combina "de forma magistral" dos tradiciones circenses: las acrobacias más intrépidas con el arte de los payasos.

Uno de los personajes principales, el Inocente, mostrará a los espectadores su camino hacia el autodescubrimiento a través de un reino cómico de personajes excéntricos, emociones electrizantes y sorpresas que se salen de lo habitual.

Con un elenco internacional de 50 acróbatas, músicos, cantantes y actores, 'Kooza' ofrece emocionantes proezas acrobáticas y el humor más atrevido, acompañado de una banda sonora en directo que fusiona jazz, funk y ritmos de Bollywood.

Mediante una explosión de colores, la representación se abre "como una enjoyada caja de juguetes capturando la imaginación del espectador y acelerándole el pulso". "El rendimiento humano en estado puro se muestra aquí en todo su esplendor y fragilidad", detalla la organización.

Contador