25 de febrero de 2020
 
Actualizado 05/07/2015 9:06:46 CET

Compromís dice que si Martínez cometió actos ilícitos como alcalde, dejará "clara" la línea roja de Moliner

CASTELLÓN, 10 Sep. (EUROPA PRESS)

El portavoz de Compromís en al Diputación, Enric Nomdedéu, ha asegurado este miércoles que si se acaba demostrando que también se cometieron ilícitos penales en la función de alcalde del exvicepresidente de la Diputación, Francisco Martínez, quedará "clara" cuál es la línea roja del presidente de la institución provincial, Javier Moliner, y, entonces -ha dicho- Martínez "debería dimitir también como alcalde, abandonar la política y pedir perdón".

Nomdedéu se ha pronunciado así en rueda de prensa ante los medios al ser preguntado por la renuncia de Martínez a su acta de diputado provincial antes de hacerse pública su imputación en la causa abierta por la tramitación de la depuradora de Borriol (Castellón).

Según ha dicho, "no es una renuncia amable ni voluntaria, pues viene condicionada porque el presidente de la Diputación dijo que le exigiría la renuncia si sucedía lo que ha sucedido, y es que la denuncia de Compromís puso en evidencia que había tres o cuatro ilícitos penales en la forma de actuar de Francisco Martínez".

Nomdedéu ha calificado la renuncia de "positiva", pues "una de las tareas que tenemos en la oposición es vigilar por la legalidad de las cosas que se hacen en la Diputación y también en los ayuntamientos".

"Estamos satisfechos de que en este ejercicio hayamos hecho caer a los dos responsables -el exalcalde de Borriol, Adelino Santamaría, y Francisco Martínez"-, y ha recordado que cuando se anunció la querella de la Fiscalía a propuesta de Compromís éste último "fue destituido como vicepresidente, hubo un intento por parte del equipo de Javier Moliner de pagarle un sueldo que no sabíamos exactamente a cambio de qué, que luego se le retiró y ahora deja de ser diputado provincial y vuelve a esa pequeña aldea gala de la corrupción que podría ser Vall d'Alba".

Al respecto, ha recordado que en la querella de la Fiscalía se anuncia que "hay cuestiones a analizar como otras operaciones de las empresas en primera persona o participadas por Martínez y su familia en la compra de terrenos en Vall d'Alba que luego se recalificaban para PAI, lo que afectaría a su condición de alcalde".

"Si se acaba demostrando que en su función de alcalde también se cometieron ilícitos penales quedará clara cuál es la línea roja de Javier Moliner y, entonces, Martínez debería de dimitir también como alcalde, abandonar la política y pedir perdón", ha concluido.