La Comunitat cerró 2018 con un mes de diciembre "extremadamente cálido" en el que se superaron los 25º

25 Grados En Valencia
EUROPA PRESS
Publicado 04/01/2019 14:25:50CET

VALÈNCIA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Comunitat Valenciana cerró 2018 con un mes de diciembre "seco y extremadamente cálido", con una anomalía térmica que llevó a los termómetros temperaturas por encima de los 25 grados en los primeros diez días del mes y una precipitación acumulada un 75% inferior al promedio 1981-2010, con tan solo 12,8 l/m2.

El resumen climático elaborado por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) señala que el mes de diciembre registró una temperatura media de 10,7ºC, lo que supone dos grados más de la media de referencia. Así, ha sido el segundo diciembre más cálido de la serie histórica, solo superado por los registros de diciembre de 2015, que fue el más cálido desde al menos 1950.

El mes ha presentado una anomalía cálida más acusada en el interior, sobre todo en el interior norte de Castellón. De hecho, en localidades como Vilafranca ha sido el diciembre más cálido de la serie.

Aunque casi todo el mes las temperaturas medias estuvieron por encima de los valores normales, gran parte de la anomalía térmica se acumuló en la primera decena de diciembre, cuando las temperaturas máximas superaron los 25 grados en muchas localidades de la mitad sur del territorio, especialmente en el sur de Alicante.

En diciembre se han llegado a registrar temperaturas más altas
que las que se registraron en noviembre pasado: Elx con 26,7ºC el día 9 y 26,3 el día 3; Pego con 26,1 grados el día 3 o el Aeropuerto de Alicante-Elche con 25,9 grados el día 3. Por el contrario, los valores más bajos se registraron el último día del año en localidades de altiplano y fondos de valle del interior de Valencia y Alicante, aunque globalmente el día más frío fue el 28.

Tras un trimestre otoñal muy húmedo, el primer mes del invierno climático ha tenido un carácter seco. El bloqueo anticiclónico registrado en el oeste del continente europeo, especialmente intenso en el entorno de la Península, ha impedido la circulación de borrascas capaces de generar precipitaciones en la Comunitat. Sólo el día 13 se registraron lluvias significativas de forma generalizada.

La precipitación acumulada ha sido 12,8 l/m2, que es un 75% inferior que la del promedio climático del periodo 1981-2010 (49.9 l/m2). Prácticamente todo el territorio presenta déficit pluviométrico en diciembre y, por provincias, la precipitación media en la de Valencia ha sido un 80% inferior al promedio normal, en Castellón ha sido un 75% inferior y en Alicante un 50% inferior.

A pesar de las escasas precipitaciones, recientemente ha habido meses de diciembre aún más secos que el de 2018, sin ir más lejos el del año 2017. Las situaciones anticiclónicas invernales son persistentes y cuando en diciembre, enero o febrero se observan altas presiones en el entorno de la Península, predominan los días con ausencia de precipitaciones en la Comunitat Valenciana, ha explicado Aemet.

Los valores más altos de precipitación se han registrado en localidades del norte de Alicante: Alcoi, 50.2 l/m2; Orba, 40.8 l/m2; l'Orxa, 36.6 l/m2 y Pego, 35 l/m2. En el otro extremo, muchos observatorios del interior y prelitoral de Valencia no superan los 5 l/m2 en el mes de diciembre.

Así, teniendo en cuenta lo que suele ser normal en cada punto, el mes de diciembre ha resultado muy seco en una cuarta parte del territorio, seco en el 60% y con carácter pluviométrico normal en el
resto.

Contador