9 de abril de 2020
 
Actualizado 06/06/2008 13:39:32 +00:00 CET

Cultura.- Filmoteca analiza la relación entre la crítica y la práctica cinematográfica en un ciclo sobre los Cahiers

VALENCIA, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El IVAC-La Filmoteca, en colaboración con el Institut Français de Valencia y las revistas Cahiers du cinéma y Cahiers du cinéma-España, analiza en un ciclo de películas, dedicado a directores cinematográficos que han ejercido la crítica en la revista francesa, la relación entre la crítica y la práctica cinematográfica, según informó la Generalitat en un comunicado.

Jean-Michel Frodon y Carlos F. Heredero son los encargados de hacer la presentación hoy del ciclo, titulado 'Cahiers du cinéma: de críticos a cineastas', cuya primera parte se desarrollará hasta el 20 de junio.

Cahiers du cinéma es la revista francesa especializada que "más ha marcado la historia de los discursos críticos", según la misma fuente. Fundada en 1951 por André Bazin, Jacques Doniol-Valcroze y Joseph-Marie Lo Duca. En ella han escrito cineastas de la 'Nouvelle Vague', la nueva ola que quería revolucionar la historia del cine desde los postulados de la modernidad, como Eric Rohmer, Jean-Luc Godard, Claude Chabrol y François.

El ciclo organizado por el IVAC-La Filmoteca con la colaboración del Institut Français de Valencia propone hacer un repaso por la filmografía de críticos y cineastas y reflexionar sobre la relación entre pensar el cine y hacer el cine.

Entre los primeros críticos que han trabajado en esta revista se encuentran Pascal Bonitzer, que colaboró desde 1969 y escribió los guiones de algunas películas de Pascal Kané, André Téchiné y, sobre todo, Jacques Rivette; Jean-Louis Comolli, jefe de redacción de la revista entre 1962 y 1971; Alain Bergala y Jean-Pierre Limosin, que codirigieron en 1983 Faux fuyants. En la última generación de críticos y cineastas que han pasado por Cahiers destacan Cédric Anger o Mia Hansen-Love, que dirigió en 2007 Tout est pardonné. Con este ciclo se parte de la relación entre su visión de las obras de otros cineastas y su propia forma de hacer el cine, que ha marcado gran parte de la creación fílmica europea, explicó la Generalitat.

Según Jean-Michel Frodon, "escribir en los Cahiers no es exactamente ser un espectador que escribe, la vibración es diferente, todas las grandes apuestas estéticas, éticas y políticas en nombre de las que los Cahiers se encienden y combaten desde hace más de medio siglo se elaboran en el proceso mismo de concepción de las películas", por lo que "significa ya situarse del lado del acto cinematográfico".