Cultura.- La Fundación Chirivella extrae la esencia de la arquitectura popular a través de la obra de José Luis Romany

Actualizado: viernes, 2 febrero 2007 13:15

VALENCIA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Chirivella Soriano inaugurará hoy, en su sede del Palau Joan de Valeriola de Valencia, la exposición 'Raíz, construcción y vida', que reúne un total de 90 piezas --entre fotografías y planos-- en las que el urbanista alicantino José Luis Romany (Dénia, 1921) extrae la esencia de la arquitectura popular de la capital de la Marina Alta. Romany comenzó a realizar estas instantáneas y cuadernos de trabajo, todos ellos inéditos, a principios de los años setenta en un intento de rescatar un patrimonio que ya entonces "comenzaba a desaparecer", según señaló hoy en rueda de prensa el propio autor.

El veterano arquitecto, Premio Nacional en 1964, relató que las primeras fotografías y mediciones las hizo acompañado de un niño de la localidad de 7 de años y con la voluntad de dejar constancia de las valiosas muestras de construcciones tradicionales que se alzaban en la costa mediterránea y que estaban empezando a quedar en ruinas o abandonadas. Así, Romany ilustró decenas de viviendas, algunas sencillas pero también muchas de las importantes alquerías y mansiones de la época, e inmortalizó, no sólo estos inmuebles, sino también su entorno y su espacio interior.

Romany, considerado uno de los impulsores de la arquitectura moderna en España después del franquismo junto a otros nombres destacados de su generación como Sáenz de Oíza, combinó su actividad profesional con un interés por lo "esencial y popular" del paisaje humano. El autor lo achacó a que "soy un poco albañil", comentó con humildad.

La muestra, que se podrá visitar hasta el próximo 30 de marzo, exhibe las fotografías acompañadas por textos filosóficos seleccionados por el arquitecto. También se muestran en vitrinas sus dibujos, estudios y planos, conservados hasta la fecha en carpetas que se descubren al gran público por primera vez. De los cientos de fotografías realizadas por Romany se han seleccionada las correspondientes a diez construcciones de Dénia, como las casas de las familias Pinella, Ventura o Mateu, pero también viviendas abandonadas y en ruinas.

Romany, que descubre en esta selección sus facetas de dibujante, fotógrafo y pintor, comentó con algo de nostalgia que hoy resisten "muy pocas de estas construcciones" y las que se restauran no conservan su estructura original, ya que, "excepto la gente que ha trabajado la tierra, ahora nadie quiere vivir así", consideró.

Al acto de presentación de la muestra, en la que colabora la Conselleria de Infraestructuras y Transportes, acudieron también el arquitecto Eduardo Mangada, discípulo de Romany, y el comisario, Josep Ivars.

"ESCENAS VIVIDAS"

Mangada destacó que el trabajo de Romany en el campo de la arquitectura esencial, "que no folclórica", subrayó, "va más allá del simple reportaje fotográfico o de las tarjetas postales", como ocurrió en ocasiones con los miembros del Gatepac, opinó. En cambio, el arquitecto valenciano consigue recrear en sus instantáneas "escenas vividas", aseveró.

El discípulo de Romany resaltó también el importante papel desempeñado por este urbanista como "miembro de toda una generación de maestros que, después del franquismo, consiguieron entroncar" la arquitectura española con las tendencias modernas.

Asimismo, recordó que los autores de su generación "hicieron de la arquitectura social su campo de reflexión" y, en este punto, destacó el proyecto de construcción de más de 600 viviendas en la urbanización del río Manzanares o El Hogar del Empleado en Carabanchel. Mangada se refirió también a la vertiente "poética" de Romany, autor, por ejemplo de un proyecto de una Capilla en el Camino de Santiago.