Cultura.- Último fin de semana para visitar 'Refelejos de Apolo'en el Museu de Prehistòria de Valencia

Actualizado 20/10/2007 17:23:31 CET

VALENCIA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Tras cuatro meses en las salas del Museu de Prehistòria de Valencia, mañana se clausura la exposición 'Reflejos de Apolo. Deporte y arqueología en el Mediterráneo antiguo'. Más de 8.000 personas han pasado desde el 20 de junio por esta exposición basada en el deporte de la Grecia clásica, según informaron hoy fuentes la Diputación de Valencia en un comunicado.

Producida por el Ministerio de Cultura, 'Reflejos de Apolo' ha mostrado al público un total 120 piezas procedentes del Museo Arqueológico Nacional, "piezas únicas y valiosas en sí mismas, por su belleza y por su significación histórica", entre las que destacan el Apolo o Heracles.

El objetivo de la exposición es descubrir la búsqueda de los ideales y la práctica del deporte en el Mediterráneo antiguo, representados en la figura de Apolo, el dios joven y atlético, modelo para la juventud, patrono de los juegos deportivos que en su honor se celebraban en el santuario de Delfos.

Desde la Grecia antigua a la Roma imperial, la práctica de la competición atlética se difundió a lo largo de todo el Mediterráneo, incluyendo Iberia, donde las competiciones, o agones, estuvieron ligados a celebraciones funerarias, a victorias guerreras y a rituales de iniciación de los jóvenes.

Precisamente, los agones son uno de los temas que se trataron el pasado jueves en la conferencia impartida por la Jefa del Departamento de Antigüedades Clásicas del Museo Arqueológico Nacional (MAN) y comisaria de la exposición 'Reflejos de Apolo', Paloma Cabrera Bonet, en el Museu de Prehistòria.

La charla de Cabrera 'El deporte y el espíritu competitivo en la Grecia antigua' celebrada en el Salón 'Alfons el Magnànim' del Centro Cultural La Beneficència versó sobre el espíritu agonal o competitivo que presidía la vida social en el mundo antiguo, es decir, el concepto de "ser el mejor y distinguirse entre los demás", explicó.

La exposición 'Reflejos de Apolo' ofrece al visitante un recorrido por cuatro espacios. El espíritu agonal, con los modelos míticos y la guerra y la caza como espacios agonales, marcan el primero. El mundo del gimnasio y de la palestra analiza la formación del atleta y la relación de las mujeres con el deporte.

Por otra parte, el tercer espacio expositivo aborda las grandes competiciones, los festivales y santuarios, así como las diversas disciplinas deportivas, como las carreras a pie, pentatlón, combate, y pruebas ecuestres. El recorrido finaliza con un apartado dedicado a Roma y a los ludi circenses.