Dos agentes salvan la vida con la maniobra de Heimlich a un hombre que se atragantó en un bar de Xàbia

Agente de la Guardia Civil en imagen de archivo
Europa Press
Actualizado 13/11/2018 14:05:16 CET

   ALICANTE, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Guardia Civil de Xàbia (Alicante) han logrado evitar el ahogamiento de un hombre de 52 años que supuestamente se atragantó cuando estaba en un bar de la localidad y que solo comenzó a respirar con normalidad tras practicarle hasta cinco maniobras de Heimlich. Según los agentes, el hombre no expulsó ningún objeto extraño.

   Los hechos se produjeron este lunes, sobre las 21.50 horas, cuando el hombre, de nacionalidad italiana, se desplomó posiblemente por un atragantamiento. Los testigos que lo vieron acudieron al cuartel de la Guardia Civil, situado a unos metros, pidiendo auxilio.

   Los agentes de servicio se trasladaron hasta el bar y vieron a un hombre inconsciente, que apenas respiraba y tenía la piel amoratada por la falta de respiración.

   Lo primero que hicieron fue mirarle el interior de la garganta a ver si presentaba algún cuerpo extraño en él para quitárselo, pero no había nada. En este momento, trataron de incorporarlo para realizarle la maniobra de Heimlich, para lo que levantaron el cuerpo a pulso y, mientras uno lo sostenía, el otro le comprimía el abdomen.

   Los agentes, viendo que con una compresión no fue suficiente, continuaron realizándola las veces necesarias para conseguir que empezara a respirar. Al quinto intento, los agentes comprobaron que la respiración ya comenzaba a fluir.

   Seguidamente, lo colocaron en posición decúbito supino y terminaron de abrirle completamente las vías con la maniobra de frente-mentón. Unos 15 minutos después, esta persona consiguió recuperar completamente la conciencia. En cuanto llegó la ambulancia, trasladó al hombre al hospital de Dénia para realizarle las pruebas pertinentes.

Contador