Actualizado 03/06/2009 21:31 CET

La empresa estatal francesa de explotación de ferrocarriles recibe en Valencia la locomotora 100 construida en Albuixech

VALENCIA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Vossloh España celebró hoy en sus instalaciones de Albuixech (Valencia), en un acto simbólico, la entrega de la locomotora número 100 de la serie BB460000 a la SNCF, empresa estatal que se encarga de la explotación de los ferrocarriles franceses, gracias al acuerdo que mantiene con Alstom en Francia. Vossloh, en colaboración con Alstom, entregará 75 locomotoras más a la SNCF dentro del marco de colaboración que mantienen las tres entidades para el suministro de 175 locomotoras, según informaron fuentes de la organización en un comunicado.

Una delegación de la SNCF y de Alstom ha viajado hasta Valencia para recibir la última locomotora salida de la factoría de Albuixech de la serie BB460000 en un acto que ha contado con la participación del director de Material de la SNCF, Alain Bullot; el director General Alstom Transport Francia, Michel Serra; y el presidente de Vossloh España, Iñigo Parra, quien hizo de anfitrión durante este evento.

En su intervención, Iñigo Parra destacó que es un "orgullo poder colaborar con el desarrollo de la industria del ferrocarril en Francia gracias al acuerdo que mantenemos con Alstom", señalaron las mismas fuentes.

Durante este acto de la entrega simbólica de la locomotora, las delegaciones de la SNCF y Alstom aprovecharon para visitar y conocer el centro de producción de Vossloh en Albuixech, de unos 200.000 metros cuadrados, donde se investigan y desarrollan las últimas tecnologías de material rodante, ingeniería, ensayos y controles de calidad de locomotoras, bogies, tranvías, etc.

Alstom y Vossloh España firmaron un acuerdo en julio de 2004 por el cual tienen que entregar 160 locomotoras diesel de la serie BB460000 a la operadora de ferrocarriles francesa y que se ha visto ampliado en 15 más. Las locomotoras que salen de la factoría de Vossloh en Albuixech se caracterizan por su utilidad polivalente, utilizando tracción diesel-eléctrica que permite reducir el consumo de combustible, la emisión de gases contaminantes y minimizar el ruido de los motores, equipada con una cabina de conducción de gran confort, insonorizada y climatizada.

Vossloh España ha realizado el diseño de la locomotora y elabora el proceso industrial de fabricación y ensamblaje incorporando en el proceso los componentes eléctricos de potencias y electrónicos de control suministrados por Alstom. Las locomotoras salen totalmente terminadas de la factoría Vossloh en Albuixech y se trasportan hasta las instalaciones de la SNCF en Francia, donde son puestas en servicio.