Actualizado 19/04/2021 14:32 CET

La Generalitat anuncia más de 2.400 viviendas públicas en los próximos cinco años para alquiler asequible

Archivo - EVHA
Archivo - EVHA - JORGE LÓPEZ MUÑOZ/GVA - Archivo

Puig valora "dar pasos" decididos en favor de la "vivienda digna" y Dalmau resalta la "garantía de protección de la mayoría social"

VALÈNCIA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Generalitat pretende levantar 2.457 viviendas públicas en los próximos cinco años para destinarlas a alquiler asequible en 18 municipios, mediante promociones públicas, cesión de solares a promotoras y cooperativas y proyectos piloto de eficiencia y sostenibilidad, con el objetivo de acercarse a la media europea y dar respuesta a las necesidades post-COVID.

   Para conseguirlo, el Plan 2400 de Vivienda Protegida Pública 2021-2026 prevé una inversión público-privada de 294 millones de euros, 213 aportados por el Consell, y generar hasta 13.500 empleos directos e indirectos. "Es una repuesta potente y necesaria a una emergencia residencial que ha agudizado la pandemia" de la Covid-19, ha destacado este lunes el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, durante la presentación de la iniciativa.

   Este programa se ha dado a conocer en un acto en el que ha participado también el vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, con la asistencia de la vicepresidenta portavoz y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, diputados autonómicos y alcaldes de varios municipios.

   El plan se basa en cuatro ejes detallados por Martínez Dalmau: promoción desde la Generalitat de vivienda pública; concurso de solares públicos cedidos en derecho de superficie a promotoras privadas para crear vivienda protegida de alquiler asequible --derecho a superficie por 75 años prorrogables--; concurso de solares públicos para la promoción y gestión de viviendas en régimen de cesión de uso para cooperativas de vivienda --"modelo no especulativo mediante cesión de por 90 años--, y proyectos piloto de vivienda sostenible --sostenibilidad e innovación en la construcción--.

   De las 2.457 viviendas, 1.131 serán de construcción pública, mientras que 1.326 se edificarán mediante la colaboración público-privada. De las primeras habrá 1.090 promoción propia (130 millones de euros y 11 municipios) y 41 proyectos piloto (6,5 millones de euros y tres localidades) y de las segundas, habrá 1.206 mediante concurso de solares (143,1 millones y 7 poblaciones) y 120 a través de concurso cooperativas (14,4 millones y 5 municipios)

   Los inmuebles se crearán en diferentes municipios de la Comunitat Valenciana; en concreto, en las tres capitales de provincia y en Sant Joan d'Alacant, Elche, El Campello, Oliva, Torrent, Borriana, Gandia, Almassora, Alcoi, Benaguasil, Manises, Silla, Torrevieja, Albaida y Alzira. En total, se contará con 1.155 viviendas en la provincia de Alicante, 1.110 en la de Valencia y 192 en la de Castellón. De media, el plan estima un coste de 1.033 euros por metro cuadrado y viviendas de 90 m2.

   Los responsables autonómicos han destacado, como recoge el primer eje y "después de décadas sin la construcción de nuevas promociones", la decisión de la Generalitat de promover vivienda pública, en este caso, impulsando un concurso de anteproyectos para edificar sobre 14 solares de su propiedad inmuebles en alquiler asequible con "propuestas innovadoras" para crear "espacios inclusivos y resilientes en coherencia con los objetivos de desarrollo sostenible".

   Esta propuesta busca "modelos de vivienda que recojan las necesidades post-Covid". Ximo Puig ha señalado que quedarse en casa por el confinamiento decretado ante la Covid-19 llevó a salvar muchas vidas pero también a evidenciar "grandes desigualdades" respecto al "derecho constitucional a la vivienda", una circunstancia que hizo que unos ciudadanos lo vivieran "en peores condiciones que otros".

"PASOS DECIDIDOS"

   El jefe del Consell ha aludido a medidas adoptadas por esta administración para mejorar ese aspecto, pero ha considerado que más allá de primeros pasos, es "necesario ir a soluciones estructurales" como las que apunta el plan presentado. Así, ha asegurado que el "gran objetivo" que se plantea con él es dar "pasos decididos" hacia el "escudo social basado en el pilar básico" de "una vivienda digna".

   "Se trata de garantizar ese derecho fundamental de los ciudadanos", ha indicado, a la vez que ha expuesto que las más de 2.400 viviendas públicas anunciadas pretenden responder a la "emergencia habitacional que ha agudizado la pandemia" y ha abogado por "viviendas más humanas, saludables, inclusivas y conciliadoras". Se ha mostrado "convencido" de que entre la Generalitat, los ayuntamientos y los sectores privados se podrá "acelerar" un proceso también "fundamental" en esa dirección.

   Puig, que ha agradecido el trabajo de la Vicepresidencia segunda del Consell y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática para la elaboración del plan, ha valorado también el fomento del empleo que supondrá el desarrollo de este programa.

   En este sentido, ha hablado del "importante papel", "dinamizador y emprendedor", de la administración para "acompañar en estos momentos el impulso de la economía" ya que "el mercado por sí mismo no puede solucionar los problemas".

   Asimismo, el presidente ha resaltado que el impulso al empleo con este nuevo plan será a través de una construcción basada en "parámetros más verdes" y ha destacado la apuesta por los "criterios sostenibles". Igualmente, ha apuntado que la iniciativa ayudará a acabar con solares que no son propios del "paisaje urbano que deseamos" en la actualidad.

   Puig, como ha hecho también Martínez Dalmau, ha afirmado que la nueva propuesta ayudará a acercarse a los parámetros europeos de parque de viviendas de alquiler público, respecto a los cuales aún se está "lejos". No obstante, ha opinado que "aún se está a tiempo de dar la vuelta" a esta situación y ha instado a "hacer las cosas más deprisa" y a "superar burocracias" porque "los ciudadanos no pueden esperar más y más a que lleguen soluciones".

"CONDICIÓN DE CIUDADANÍA"

   El vicepresidente segundo ha abogado por "priorizar la condición de ciudadanía por encima de cualquier otra mercantil" y ha asegurado que el parque público de vivienda es "garantía de protección de la mayoría social" y ha indicado que si es "notable y suficiente", "ningún ciudadano pagará peaje abusivo por una vivienda digna".

   Martínez Dalmau ha manifestado que esto representa un "reto mayúsculo" que se pude asumir con el Plan de Recuperación Europeo y ha dicho que desde la Generalitat se afronta "de forma activa", tras lo que ha expuesto que "nunca" se había contado con un plan de las características del presentado, que conjuga "elementos innovadores, cooperativismo y colaboración público-privada".

Contador