La Generalitat aprobará una distancia mínima de 700 metros entre salones de juego para "evitar 'mini Las Vegas'"

Máquinas de juegos, recreativos
IFEMA
Actualizado 16/10/2018 16:24:16 CET

VALÈNCIA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Consell modificará el reglamento de salones recreativos y juego para incluir una distancia mínima de 700 metros entre los establecimientos, con el objetivo de evitar aglomeraciones tipo 'mini Las Vegas'". La anterior normativa establecía el mínimo en 800 metros.

La nueva Ley del Juego de la Comunitat Valenciana también impondrá controles de acceso a pie de calle para reforzar la prohibición del acceso de menores en estos locales, según ha avanzado el conseller de Hacienda, Vicent Soler, en la Comisión del Juego de Les Corts, informa la Generalitat en un comunicado.

En la sesión de este martes, Soler ha presentado las novedades introducidas en el reglamento de salones recreativos y de juego en el marco de las competencias del Gobierno autonómico. Se trata de medidas de control encaminadas a proteger a los ciudadanos y de manera especial a los colectivos más vulnerables, como los menores.

El titular de Hacienda ha señalado que la acumulación de salones a pequeña distancia unos de otros provocaría una concentración de este tipo de locales en determinadas zonas, lo que "podría perturbar el bienestar de la ciudadanía".

Por ello, las nuevas modificaciones del reglamento fijan en 700 metros la distancia mínima entre estos locales, "evitando así la generación de zonas que pudieran convertirse en 'mini-Las Vegas'", ha ilustrado Soler.

En la Comisión del Juego también ha participado la secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, y el director general de Tributos y Juego, Eduardo Roca. El órgano ha informado favorablemente la modificación del reglamento de salones recreativos.

LA AUDIENCIA NACIONAL TUMBÓ EL REGLAMENTO

Esta normativa, aprobada por el anterior Consell en 2015, fijaba la distancia mínima entre salones en 800 metros, ampliando así la anterior limitación, que era de 200 metros.

El decreto fue impugnado a los tribunales por una empresa del sector y la Audiencia Nacional le dio la razón anulando el reglamento, al considerar que el anterior Ejecutivo no justificó adecuadamente esta restricción a la actividad mercantil, ya que no se presentó informes para motivar la limitación a la competencia.

Seguidamente, el Consell del Botànic solicitó la suspensión de la sentencia para evitar "cualquier vacío legal", con lo que el reglamento aprobado en 2015 mantiene de momento su vigencia hasta la aprobación de los cambios en la normativa valenciana que regula estos locales.

FENÓMENO EN AUMENTO

Al respecto, el conseller ha advertido que el crecimiento de la actividad de las apuestas ha sido casi exponencial: "Estamos ante un fenómeno que va en aumento y que puede traer consigo un incremento de la ludopatía". Desde el Consell, "como gerentes de lo público y del bienestar social", apuestan por medidas para controlar e inspeccionar al sector.

Entre ellas, Soler ha avanzado que la nueva Ley del Juego incluye la imposición de controles de acceso a pie de calle encaminados a reforzar la prohibición del acceso de menores en locales de juego. "En nuestra mano está establecer mecanismos más estrictos para controlar que se cumpla la ley y que los menores no tengan acceso a los salones de juego ubicados en la Comunitat", ha defendido.