Gritos de "Puigdemont y Sánchez a prisión" y "Socialistas terroristas" en una nueva protesta frente a la sede del PSPV

Concentración frente a la sede del PSPV en València
Concentración frente a la sede del PSPV en València - EUROPA PRESS
Actualizado: jueves, 9 noviembre 2023 21:18

VALÈNCIA, 9 (EUROPA PRESS)

Una nueva concentración celebrada en la tarde de este jueves frente a la sede del PSPV-PSOE en València, la cuarta jornada consecutiva de protestas y la primera tras el pacto alcanzado entre el PSOE y Junts, ha comenzado con gritos de "Puigdemont y Sánchez a prisión", "Socialistas terroristas" o "Puto rojo el que no vote", entre otras frases, y ha reunido a medio millar de personas, según datos de la Delegación del Gobierno.

Los asistentes han cargado contra el acuerdo para la investidura de Pedro Sánchez y la amnistía y han proferido insultos al presidente del Gobierno en funciones y al 'expresident' catalán Carles Puigdemont, entre otros, en una jornada en la que se han vivido momentos de tensión sin llegar a registrarse incidentes, más allá del lanzamiento de un petardo, y que ha concluido sobre las 21.30 horas, cuando la zona ha quedado despejada.

En la convocatoria han participado de nuevo varios dirigentes de Vox, entre ellos el diputado de la formación en el Congreso Carlos Flores, el también diputado y presidente provincial de Vox Valencia, Ignacio Gil Lázaro, o el segundo teniente de alcalde del Ayuntamiento de València y portavoz de Vox en el consistorio, Juanma Badenas. Un fuerte dispositivo policial se ha desplegado en la zona para controlar a los manifestantes y evitar posibles incidentes.

Pese a que dirigentes de Vox habían llamado a acudir a las 20.00 horas, los manifestantes han comenzado a llegar al lugar una media hora antes. Desde ese momento, han comenzado a corear consignas como "Puigdemont, a prisión", "Sánchez, a prisión", "Pedro Sánchez hijo de puta" o "Puto rojo el que no vote".

También han proclamado lemas como "Socialistas terroristas", "Español, defiende tu nación", "Felipe, defiende a tu nación", "Marlaska dimisión", "España no se vende, España se defiende", "Somos españoles, no delincuentes" o "Socialistas golpistas", entre otros.

Los asistentes han mostrado pancartas y carteles en los que se podía leer, entre otras consignas, 'No a las leyes para la dictadura', 'En mi nombre no', 'El sátrapa traidor Sánchez rinde y entrega España' o 'Detención y cárcel ya'. Asimismo, han exhibido numerosas banderas de España, algunas de ellas con el escudo de la nación arrancado.

La tensión ha comenzado a aumentar sobre las 20.15 horas, cuando algunos de los manifestantes han comenzado a proferir insultos hacia Pedro Sánchez, Carles Puigdemont, al PSOE y también a la prensa y se han encarado con la Policía.

En un momento dado, se ha llegado a producir cierta tensión entre los propios manifestantes como cuando uno de ellos se ha encarado con el diputado de Vox Carlos Flores --que pedía que se mantuviera la calma--, a quien ha espetado: "¿Yo a usted le he faltado el respeto?", a lo que el dirigente le ha contestado "yo a usted tampoco". "Pues yo digo lo que quiero", ha añadido el hombre.

UN ACUERDO "PEOR DEL QUE PODÍAMOS ESPERAR"

El propio Flores, en declaraciones a los medios al comenzar la protesta, ha valorado que este jueves "por fin se ha fraguado el anunciado pacto" entre el PSOE y Junts, un acuerdo que ha considerado que es "peor del que todos podíamos esperar", puesto que, a su juicio, "no es que se haya negociado una amnistía", sino que el Partido Socialista "ha aceptado la absoluta impunidad".

En este sentido, ha incidido en que en el acuerdo "no se concretan ni los delitos que van a ser amnistiados ni los marcos temporales en los que se va a producir esa amnistía", por lo que ha advertido de que se deja "por completo abierta la posibilidad" de que se beneficien "desde las corruptelas de los Pujol hasta los disturbios que se pudiesen producir mañana, pasado o al otro en Cataluña o en cualquier otro lugar".

"No es una ley de amnistía, es un compromiso de impunidad para el nacionalismo catalán, para el separatismo catalán. Y eso viene aderezado con el reconocimiento por parte del Partido Socialista de que aquí hay dos naciones, Cataluña y España", ha argumentado, al tiempo que ha censurado un "relato" que, a su juicio, está "trufado de inexactitudes y falsedades", que además "deslegitima nuestra justicia y nuestro Tribunal Constitucional".

Flores también ha aprovechado para condenar el "intento de asesinato" del expolítico Alejo Vidal-Quadras en Madrid, a quien ha calificado como "persona clave en la derecha española". "Aun estando retirado de la primera línea política, no ha dejado ni un solo instante de defender los valores en los que cree Vox: la unidad nacional, la identidad española y el Estado de Derecho", ha valorado.

El diputado de Vox ha manifestado que espera que se esclarezcan "inmediatamente" las circunstancias de este "atentado", tras mostrar su satisfacción por que haya sido "frustrado", y ha mostrado su "sorpresa" ante "los llamativos silencios de algunos".

La de este jueves es la cuarta jornada consecutiva de protestas en la sede socialista de València, convocadas por redes sociales por Revuelta.es, pero es la primera que se celebra después de que el PSOE y Junts hayan alcanzado y rubricado esta misma mañana un acuerdo que allanará la investidura de Pedro Sánchez.