El grupo noruego Nordic Voices lleva sus 'Lamentacions' al festival de Música Antigua y Barroca de Peñíscola

Publicado 04/08/2015 17:11:30CET

   CASTELLÓN, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La formación vocal noruega Nordic Voices actuará este miércoles en el marco de la XX edición del Festival Internacional de Música Antigua y Barroca de Peñíscola (Castellón), donde interpretarán obras de De Victoria, Guerrero, Purcell, Gesualdo, Tomkins, Morales, Schütz y Bach, según ha informado la Generalitat.

   Nordic Voices es un grupo vocal a cappella de seis voces de Oslo, compuesto por los soprano Tone Elisabeth Braaten e Ingrid Hanken; la mezzosoprano Ebba Rydh; el tenor Per Kristian Amundrd; el barítono Frank Havry; y el bajo Trond Olav Reinholdtsen. En sus trece años de historia han sido considerados uno de los mejores grupos vocales del mundo en su género.

   Todos sus miembros son graduados en la Academia de la Música Noruega o en la Academia de la Ópera de Oslo. Interpretan repertorios que van de la música medieval a la música contemporánea, explorando amplios espectros de la expresión musical, desde el canto llano al estreno de obras compuestas por encargo.

   El título del programa de este concierto, 'Lamentacions', podría ser lamento y consolación. Dividida en dos partes, la música antes del intermedio se centra en el sufrimiento humano. Las tres obras de Tomás Luis de Victoria extraen sus textos de la Lamentación de Jeremías. Estos textos cuentan el asedio de Jerusalén y el sufrimiento del pueblo dentro de la ciudad; fueron supuestamente escritos alrededor del año 500 aC, y ya tenían 2.000 años de edad cuando De Victoria escribió con ellos su rica y hermosa música.

   Al igual que De Victoria, Guerrero trabajó y estudió durante un tiempo en Italia. Guerrero solo se quedó durante un año, publicando dos libros de música. De Victoria, por su parte, siguió a Palestrina como líder de la orquesta del Colegio Germánico de Roma, mientras que Guerrero, en lugar de escribir sobre Tierra Santa, viajó a ella. Su 'Hei, mihi Domine' es un hermoso trabajo donde el texto pinta los pecados de los hombres con dramáticos colores, como por ejemplo, en el casi madrigal 'Fugiam ubi' y en los acordes que habitan en 'Miserer mei'.

   El motete de Henry Purcell 'O, God, thou hast cast us out' es una dramática plegaria para que Dios esté de nuestro lado y no nos dé la espalda. La primera parte del concierto termina con la teatral música de Carlo Gesualdo y la obra 'Tenebrae factae sunt'. En esta pieza, el autor pinta con trazos dramáticos la muerte de Jesucristo.

PIEZAS DE SCHÜTZ Y BACH

   La segunda parte del programa nos trae más luz. El hermoso motete de Thomas Tomkins 'Music divine' habla del efecto que la música tiene en nuestras vidas y la luz que aporta a nuestra existencia. El motete de Heinrich Schütz 'Oh, lieber Herre Gott' es, como el de Purcell, una oración a Dios, pero donde Purcell es refinado, Schütz es más estricto y dogmático.

   El trascendental motete 'Jesu, meine Freude', de Johann Sebastian Bach, es una pieza larga y muy rica. En esta obra se despliega la fe y la creencia de Bach en un dios omnipresente. La pieza cerrará el concierto quedando como una luz oculta que brilla incluso en los momentos más oscuros.

   La música de Bach, escrita entre 1723 y 1735, podría haber sido escrita como una música para funerales o servicios conmemorativos, porque crea una atmósfera de luminosa certidumbre que nos envuelve.

   El siguiente concierto del festival será el de Elia Casanova, soprano, y Fernando Serrano, vihuela, que lleva por título '¡Oh, hermosa que excedéis!', es un concierto gratuito y se celebrará el jueves 6 de agosto, a las 21 horas, en la Iglesia de Santa María.