Publicado 11/08/2021 15:10CET

Hallan huesos y huellas de dinosaurios saurópodos en el yacimiento de Mas del Romeu de Morella

Finaliza la campaña de excavación en el yacimiento del Mas de Romeu
Finaliza la campaña de excavación en el yacimiento del Mas de Romeu - AYUNTAMIENTO MORELLA

CASTELLÓ, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

La tercera campaña de excavación anual en el yacimiento de Mas del Romeu, en Morella (Castellón), ha finalizado con la extracción de huesos y huellas de dinosaurios saurópodos. Entre 2016 y 2021 ya ha aparecido una gran cantidad de restos de un individuo de más de 20 metros de longitud.

Este proyecto, realizado por el grupo de Biología Evolutiva de la UNED en colaboración con el Ayuntamiento de Morella, se puso en marcha para sacar a la luz los restos de un esqueleto de un dinosaurio saurópodo de grandes dimensiones en la masía Mas de Romeu.

A lo largo de las tres campañas (2016, 2017 y 2021) se ha descubierto un gran número de restos del esqueleto de un único individuo de más de 20 metros de longitud entre los que se encuentran muchos elementos de las patas anteriores y posteriores, de la cintura pélvica y de las vértebras del dorso y de la cola, informa el consistorio.

Se trata de restos que pertenecen a un dinosaurio del grupo de los saurópodos que habitó el territorio equivalente a la actual comarca castellonense de Els Ports en el Cretácico Inferior, hace unos 126 millones de años. Los saurópodos eran dinosaurios herbívoros, generalmente de enormes proporciones, con el cuello largo, una cabeza relativamente pequeña, patas gruesas y verticales y una cola robusta.

Estos animales son relativamente conocidos a partir de restos procedentes de yacimientos burgaleses y turolenses, pero aún no se ha abordado el estudio a partir de los ya abundantes restos que se conocen en los yacimientos de Morella.

El ejemplar de Mas de Romeu conforma, junto a otros recogidos en localidades cercanas como Mas de Eroles, Sant Antoni de la Vespa o Mas de Palau, un importante conjunto de restos de estos organismos que se encuentran en estudio y muestra que la diversidad de estos animales en el Cretácico Inferior ibérico puede ser "más compleja" de lo que se pensaba hasta ahora.

DIENTES DE TIBURONES Y PLACAS DE TORTUGA

Como es habitual en los yacimientos morellanos, la acumulación de restos en el punto en el que se ha excavado se circunscribe a elementos de un único individuo, aunque también se han identificado muchos restos de invertebrados, placas de tortuga y dientes de tiburones y de dinosaurios carnívoros.

Los trabajos de extracción de restos óseos en este punto se consideran finalizados, aunque en campañas anteriores se había localizado un contramolde aislado de una huella de saurópodo. En esta se han localizado los niveles de origen de estas huellas y se ha confirmado que son relativamente abundantes en algunos niveles en Mas de Romeu, lo que constituiría el hallazgo de los primeros rastros de estos dinosaurios localizados en la Formación Arcillas de Morella.

Hasta ahora, en la zona solo se había recuperado una huella de un dinosaurio ornitópodo procedente de los mismos niveles en la Fábrica Giner en Morella y se conocía un yacimiento de huellas de dinosaurios carnívoros más antiguos en el yacimiento morellano de Vallibana.

El hallazgo de huellas y restos óseos de este tipo de animales en el mismo contexto estratigráfico y ambiental resulta "especialmente enriquecedor", por lo que el equipo de investigación se plantea continuar el trabajo en el yacimiento con el objetivo de documentar y poner en valor este registro.