Actualizado 21/12/2021 15:47 CET

Hosteleros esperan mesas más reducidas en navidades tras las cancelaciones de comidas y cenas de grandes empresas

Un local muestra en su puerta la exigencia de mostrar el pasaporte Covid en Valencia.
Un local muestra en su puerta la exigencia de mostrar el pasaporte Covid en Valencia. - Jorge Gil - Europa Press

El sector espera que el 'pasaporte covid' sirva de "incentivo" para transmitir seguridad en los establecimientos

VALÈNCIA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

La hostelería de la Comunitat Valenciana se prepara para recibir mesas con un "formato más reducido" en comensales de lo habitual durante estas navideñas, tras ver cómo se han ido cancelando comidas y cenas de empresa a lo largo de las últimas semanas, sobre todo las que habían reservado grandes compañías.

Los establecimientos reciben llamadas para reducir el número de comensales por mesa y aunque es pronto para hacer balance, la Confederación Empresarial de Hostelería y Turismo de la Comunitat Valenciana espera que la extensión del 'pasaporte covid' a todos los espacios de ocio y restauración, así como a todos los lugares públicos en los que se consuma bebida o comida --como cines, sedes festeras, circos o salas multifuncionales--, y en gimnasios, sirva de "incentivo" para transmitir "seguridad" y animar la demanda.

En este sentido, el secretario general de Conhostur, Rafael Ferrando, ha señalado que, aunque el 'pasaporte covid' "complica" el funcionamiento de pequeños locales, a los que añade "carga de trabajo", siempre es "preferible a otras medidas más restrictivas y a otras limitaciones" que ya se están implantando en otras regiones.

Las celebraciones familiares se siguen manteniendo para estas fechas aunque en formato más reducido. No obstante, dada la evolución de la sexta ola de la pandemia, Ferrando pide que las ayudas del 'Plan Resistir' se mantengan, al menos, durante el primer semestre del año que viene "para paliar los efectos negativos que venimos arrastrando", ha manifestado en declaraciones a Europa Press.

MENSAJE DE TRANQUILIDAD

Por su parte, el presidente de la Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería de la Comunitat Valenciana (CEOH), Lalo Díez, ha querido trasladar un "mensaje de tranquilidad" para "no caer en el estado de alarma" ante el avance de la sexta ola del coronavirus.

En este sentido, Díez se ha mostrado "orgulloso" del elevado porcentaje de la vacunación, por encima del 90%, en la Comunitat Valenciana y ha instado a llevar el 'pasaporte covid'. El panorama es "distinto" al de diciembre de 2020, ha insistido, por lo que ha pedido a la Administración "no tome decisiones que el sector no resistiría, no aguantaría un golpe más", ha advertido.

Por el momento, se siguen manteniendo reservas en restaurantes y locales de ocio, pese a que se ha habido algunas cancelaciones porque "hay gente que sigue sin vacunarse y si la cena era para 15 personas, dos no vacunadas no cancelan", ha explicado en declaraciones a Europa Press.

En este escenario, el responsable de la CEOH ha querido ir más allá de las fiestas navideñas para expresar su "preocupación" no por lo que ocurra en este período, sino después, tras los meses de enero y febrero "históricamente malos", cuando a partir de abril/mayo de 2022 haya que empezar a devolver los préstamos ICO, que tras este tiempo de carencia.

"Si a diciembre llegamos, pero castigados, y pasamos enero y febrero malos, que ya lo eran históricamente, y después hay que devolver los ICO, unas 30.000 establecimientos de hostelería y 1.200 locales de ocio nocturno en la Comunitat están en riesgo", ha alertado. Así, ha pedido al Gobierno valenciano que plantee al Ejecutivo central que se prolongue el período de carencia para devolver los préstamos.