Javier Rojo propone una reforma del Senado para que sea una cámara territorial "con todas sus consecuencias"

Actualizado 04/06/2009 22:18:35 CET

Considera "incorrecto" acusar al Estado de las Autonomías de haber incentivado "riesgos de ruptura" para la unidad de España

VALENCIA, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Senado, Javier Rojo, destacó hoy que la configuración futura de la cámara alta "debe sostenerse en dos pilares claves" como son ser "lugar de encuentro entre ambos poderes, estatal y autonómico, y cúspide del sistema de cooperación y colaboración entre ambas instancias políticas". Asimismo, incidió en que la idea central de la que debe partir la reforma del Senado es que "debe ser una cámara clara y sustancialmente territorial, con todas sus consecuencias".

Rojo realizó estas declaraciones en Valencia, donde pronunció la conferencia 'El futuro del Senado en la España autonómica', organizada por el Club de Encuentro Manuel Broseta, en recuerdo del 30 aniversario de la elección de Broseta como senador por Valencia. Antes de su ponencia, participó en la Ofrenda en el Monolito de Manuel Broseta.

Javier Rojo destacó que el Senado debe ser la institución que "garantice la cohesión estatal de los distintos territorios que integran España". En esta línea, indicó que esta cámara de representación tiene que ser "la cúpula que recubra todo el sistema cooperativo, que detecte y aborde sus deficiencias y que sea el vehículo de participación de las comunidades autónomas en las políticas generales del Estado y en las instituciones comunes", así como "en las políticas de la Unión Europea".

A su juicio, el Senado debe tener "un papel relevante, sin perjuicio del prevalente y finalmente decisorio del Congreso como depositario de la voluntad popular general", en la tramitación de las leyes que forman parte del "bloque constitucional", es decir, que regulan la articulación y el funcionamiento del Estado de las Autonomías o que deben ser desarrolladas y aplicadas por las comunidades autónomas.

Del mismo modo, consideró que el Senado también puede participar en la elaboración de los principios que deben regir un sistema de financiación que "sea garantía para todas las comunidades autónomas" y, además, "puede ser el lugar adecuado para analizar y acordar las políticas de inversión pública estatal", manifestó.

Respecto a la representación de los senadores, Rojo manifestó que "tiene que garantizar, de forma clara y eficaz, la voluntad autonómica del territorio al que representan", así como que su mandato "permita adoptar las decisiones que muestren claramente la voluntad territorial global, teniendo en cuenta de forma fundamental la congruencia y coherencia con las funciones del Senado".

Javier Rojo, quien se mostró convencido de que la reforma del Senado "contribuirá a solucionar, al menos, algunas de las deficiencias del Estado de las Autonomías, ganando éste en solidez y eficacia", manifestó que "no tiene por qué suponer un recorte de los actuales poderes y competencias del Estado".

DEBATES TERRITORIALES

Por otro lado, señaló que en los últimos años se han producido "fases muy convulsas" en los debates territoriales que, a su entender, son los que exigen más "prudencia, serenidad y transparencia" debido a la capacidad que tienen para "levantar pasiones".

Asimismo, consideró "incorrecto" acusar al Estado de las Autonomías de haber incentivado "riesgos de ruptura" para la unidad de España, puesto que los elementos básicos de la estructura territorial española "permanecen inalterados".

En cuanto a las reformas estatutarias, indicó que el proceso ha dejado las cosas "en su justo lugar, y a la espera de lo que sentencie el Tribunal Constitucional". "El Estado de las Autonomías sigue siendo el mismo, con claras similitudes con los federales, pero con algunas singularidades", argumentó, y añadió que, así, se ha ido configurando un Estado de las Autonomías "en una dirección muy definida: una descentralización política de nuestro Estado, tal y como prevé la Constitución".

El presidente del Senado agradeció la invitación de la Asociación de Amigos de la Fundación Manuel Broseta y destacó el "esfuerzo" que Manuel Broseta dedicó a las reflexiones sobre el Estado de las Autonomías y el Senado. Rojo dedicó un "sincero" y "entrañable recuerdo" por "sus desvelos que no debemos olvidar".