Actualizado 27/06/2018 16:14 CET

Libertad provisional con medidas cautelares para seis condenados de Emarsa hasta sentencia firme

Cuesta, a la izquierda, a su llegada a la vistilla
EUROPA PRESS

VALÈNCIA, 27 (EUROPA PRESS)

   La Sección Quinta de la Audiencia de Valencia ha decretado libertad provisional con medidas cautelares --retirada de pasaporte, prohibición de salir del territorio nacional y comparecencia en el Jugado los días 1 y 15 de cada mes-- para seis de los 24 condenados por el caso Emarsa hasta que la sentencia sea firme. Tanto la Fiscalía como el resto de acusaciones habían solicitado prisión provisional.

   Se trata de Vicente Ros, condenado a 6 años y seis meses de cárcel, y Enrique Sena, pena de 6 años y un día, ambos relacionados con Notec; el exgerente de la Epsar José Juan Morenilla, 9 años; el exvicepresidente 'popular' de la Diputación de Valencia, exalcalde de Manises y expresidente de Emarsa Enrique Crespo, 10 años; el ex director financiero de la entidad Enrique Arnal, 8 años y seis meses, y, finalmente, el exgerente, Esteban Cuesta, condenado a 12 años y medio de prisión.

   Por su parte, el séptimo de los citados a las vistillas de esta jornada, el exinformático Sebastián García Martínez 'Chanín', --condenado a 7 años y seis meses-- también se ha presentado, pero su comparecencia se ha pospuesto porque su abogado no ha podido estar presente.

   Así lo ha decidido la Audiencia tras celebrar las vistillas en las que las acusaciones han podido solicitar la prisión provisional u otras medidas cautelares para siete de los 24 condenados en el caso Emarsa. Todos los citados en esta jornada tienen penas superiores a los seis años de cárcel.

ARGUMENTOS DEL TRIBUNAL

   En una serie de autos emitidos de manera individualizada para cada uno de estos seis condenados, la Sala decreta la libertad provisional con medidas cautelares, con lo que rechaza, al menos parcialmente, las peticiones tanto de Fiscalía como del resto de acusaciones, que habían solicitado prisión provisional y, subsidiariamente, medidas de retirada de pasaporte, prohibición de salida del territorio nacional y comparecencias semanales o prisión eludible previa fianza.

   El tribunal entiende que la única razón por la que procedería dictar la prisión provisional de los condenados en primera instancia sería "el riesgo de fuga representado por la extensión de la pena de prisión impuesta en la sentencia dictada en esta causa".

   Sin embargo, resalta que estos seis condenados "han cumplido con todas y cada una de las presencias requeridas por el tribunal", pese a que pesaban sobre ellos durante el proceso judicial "penas graves y superiores a las impuestas en sentencia". Por ello, la Sala concluye que "la posibilidad de huir de la justicia la han tenido a lo largo de la existencia de esta causa, que es sin duda un periodo de tiempo importante y desde que fue notificada la sentencia hasta el momento de la celebración" de la comparecencia de este miércoles.

   También incluye entre los argumentos para decretar su libertad provisional el "arraigo" de los condenados, dado que todos ellos tienen familia y residencia en València o poblaciones cercanas.

   Además, en los casos concretos de Vicente Ros y Enrique Sena, la Audiencia de Valencia destaca que "bien es cierto que tienen dos condenas anteriores por delito de alzamiento de bienes y contra la Hacienda Pública" pero, añade el auto, "las mismas están actualmente suspendidas y en nada afectan a la presente causa".

   Por tanto, el tribunal rechaza la petición de prisión para todos ellos, pero decreta medidas cautelares "para asegurar su presencia a la llamada judicial".

PENAS DE 9 MESES A 12 AÑOS Y MEDIO

   El saqueo de 24 millones de euros en la depuradora de Pinedo (València), lo que se ha conocido como el caso Emarsa, deja 10 años de prisión para Enrique Crespo, exvicepresidente 'popular' de la Diputación de Valencia, exalcalde de Manises y expresidente de la entidad, y otros 9 años para José Juan Morenilla, exgerente de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales de la Comunitat (Epsar), según consta en la sentencia hecha pública el pasado viernes.

   Las penas impuestas oscilan entre los 9 meses y los 12 años y medio de cárcel para los 24 acusados y, además, considera partícipe a título lucrativo a la exmujer de uno ellos. Asimismo, fija indemnizaciones a pagar de forma solidaria hasta los 23,5 millones de euros, así como otras de menor cuantía a título particular. La resolución puede ser recurrida y, de hecho, Enrique Crespo ha confirmado a la salida del juzgado que va a recurrir.

   La resolución considera que los principales responsables de la empresa pública que gestionó la depuradora de la pedanía valenciana de Pinedo articularon un sistema fraudulento de facturación con el que lograron el desvío de 23,5 millones de euros de dinero público. Para ello se concertaron con varios empresarios que emitían facturas por servicios no prestados o por un importe muy superior al coste real. De este modo, incorporaron a su patrimonio o al de familiares y amigos el dinero defraudado.

   La Audiencia ha convocado este miércoles la comparecencia en la que las acusaciones han podido solicitar la prisión provisional u otras medidas cautelares. Se ha celebrado una vistilla por cada uno de los condenados.

   En concreto, el primero en comparecer ha sido Vicente Ros, condenado a 6 años y seis meses de cárcel; después Enrique Sena, pena de 6 años y un día; José Juan Morenilla, 9 años; Enrique Crespo, 10 años; Enrique Arnal, 8 años y seis meses, y, finalmente, Esteban Cuesta, condenado a 12 años y medio de prisión.