Mas defiende que el protocolo "funcionó" en el caso de las menores tuteladas que sufrieron abusos de un grupo en Gandia

Archivo - La vicepresidenta Aitana Mas en imagen de archivo
Archivo - La vicepresidenta Aitana Mas en imagen de archivo - FLICKR/CORTS - Archivo
Publicado: martes, 17 enero 2023 16:08

ALICANTE, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, Aitana Mas, ha defendido este martes que el protocolo "funcionó" y se "activó en el momento en que tocaba" en el caso de las menores de edad tuteladas por la Generalitat que fueron captadas por un grupo criminal que les ofreció cobijo en una vivienda ocupada de Gandia (Valencia) y les dieron sustancias psicotrópicas para, posteriormente, mantener relaciones sexuales.

"No se puede escapar de un sitio en el que no están encerradas. Los centros de menores de esta Comunitat, y cualquier otra, son casas donde residen niños y niñas bajo tutela de la Generalitat, como podría ser en el piso o casa de la familia donde residen con sus progenitores. Difícilmente se pueden escapar cuando ellos y ellas entran y salen con total normalidad, igual que lo hacen en sus casas, residencias, con sus padres, progenitores, abuelos o con quien vivan", ha explicado Mas, al ser preguntada por este tema en una atención a medios en Alicante.

La consellera ha defendido, partiendo de esta premisa, que la administración estuvo colaborando "en todo momento" con las Fuerzas de Seguridad del Estado, Fiscalía de Menores y el centro en el que estaban tuteladas las menores durante el tiempo en el que sucedieron los hechos, desde el 24 junio al 2 julio, fecha en la que se consiguió localizarlas.

Por estos hechos hay dos hombres detenidos, uno más pendiente de localización y un cuarto, interno en Picassent, que está siendo investigado. La denominada Operación 'Alike' comenzó a finales de junio del pasado año tras una denuncia por la desaparición de las dos menores. La colaboración de la madre de una de ellas fue vital para su localización, ya que haciéndose pasar por una menor, contactó con uno de los presuntos autores de los hechos, que trató de captarla y permitió a la Guardia Civil saber dónde estaban las niñas.

"El protocolo funcionó, se activó en el momento en que tocaba. Prueba de ello es que, al final, conseguimos entre todos y todas, gracias a la madre de una de ellas, el poder dar con su paradero", ha subrayado Mas, quien ha afirmado que seguirán "colaborando en la medida en la que está establecida con todos los estamentos para conseguir dar con el paradero de posibles personas que no vuelvan a la residencia o al centro de menores, si es que se vuelve a dar algún caso".

Preguntada por si se revisará el protocolo para evitar que vuelvan a repetirse estos hechos, Mas ha indicado que se trata de menores que pueden, en un momento determinado, como puede ocurrir en una casa cualquiera, no regresar.

"El protocolo que existe en este momento en los centros es que si en 24 horas, como cualquier otra persona o en cualquier otra familia, no aparece, evidentemente se pone una denuncia a Fiscalía, a Fuerzas Seguridad del Estado y se empieza a buscar a niños y niñas que han podido desaparecer. Es el mismo protocolo, pero adaptado a un centro de menores", ha insistido.

En este contexto ha añadido que, si hay alguna indicación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o del ámbito judicial que indique "cómo podemos agilizar esa búsqueda, no tenemos ningún problema en incorporarlo al protocolo que ya tenemos". "Pero, en principio, es el que podría seguir cualquier familia que tenga hijos o hijas a su cargo", ha concluido.

Contador