Actualizado 03/08/2010 16:14 CET

El pionero en España de ingeniería genética en plantas propone alimentos transgénicos para paliar el hambre en el mundo

VALENCIA, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

El doctor ingeniero agrónomo, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular Francisco García Olmedo ha recomendado profundizar en el estudio de los alimentos transgénicos como uno de los medios para paliar el hambre en el mundo.

García Olmedo, pionero en España en la ingeniería genética aplicada a plantas, ha impartido una ponencia sobre los alimentos modificados genéticamente en los cursos de verano organizados en Santander por la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir (UCV), y ha subrayado que "es totalmente imposible encontrar un solo ejemplo de perjuicio para la salud provocado por los alimentos transgénicos, porque si esto ocurriera los prohibirían en menos de 24 horas", ha informado la institución académica en un comunicado.

Por contra, "los alimentos ecológicos han causado ya varias muertes y decenas de heridos por intoxicación", según García Olmedo, que es miembro de la Academia de Ingeniería, de la Real Academia de Ciencias y de la Academia Europea.

El investigador ha asegurado que las inspecciones establecidas para los alimentos transgénicos son "las más rigurosas en la historia de la innovación científica". Precisamente, la Comisión Europea aprobó en abril, por primera vez en doce años, el cultivo de un transgénico, una variedad de patata denominada 'Amflora', no destinada al consumo humano, sino a usos industriales.

El académico ha insistido en las posibilidades que ofrecen los alimentos modificados genéticamente en los países más desfavorecidos, sobre todo teniendo en cuenta las estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, sobre la necesidad de incrementar la producción de alimentos en un 70 por ciento para 2050, ya que "la población mundial alcanzará los 9.000 millones de habitantes".

Ante estas cifras, García Olmedo ha manifestado que "difícilmente va a solucionarse el problema del hambre sin los avances técnicos", a lo que ha añadido que "es rigurosamente falso, como esgrimen algunas organizaciones, que el hambre en el Tercer Mundo responda únicamente a un problema de reparto y distribución de los alimentos.

Por su parte, María Blasco, Premio Nacional de Investigación Santiago Ramón y Cajal 2010 en el área de Biología, y vicedirectora científica del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, ha explicado en otra ponencia los últimos avances en el estudio de la telomerasa.

Se trata de una enzima que aumenta la pervivencia de las células y que, por tanto, "puede ser vital para conseguir una mayor longevidad en las personas". Aunque, de momento, las investigaciones del equipo de Blasco se realizan con ratones, la doctora ha expresado su convencimiento de que "pronto se puedan aplicar en seres humanos".

ENSAYOS CLÍNICOS

Por lo que respecta a la parte más "complicada" de la telomerasa, ya que también puede alargar la vida de las células tumorales", la doctora ha avanzado que los ensayos clínicos para encontrar una solución a este problema se encuentran actualmente en una fase avanzada.

Estos ensayos intentan encontrar la manera de combinar la acción de la telomerasa con la de unos genes supresores de tumores, de manera que la activación de esta enzima sea efectiva en los procesos de alargamiento de la vida celular, mientras que su desactivación sirva precisamente para lo contrario en los tratamientos contra el cáncer.