Publicado 08/03/2021 20:43CET

La Plataforma Feminista de Alicante reivindica "vacunarse como sociedad contra el virus de la violencia machista"

Cerca de 30 personas del colectivo se manifiesta en la plaza de la Montanyeta por el Día Internacional de la Mujer
Cerca de 30 personas del colectivo se manifiesta en la plaza de la Montanyeta por el Día Internacional de la Mujer - PLATAFORMA FEMINISTA ALICANTE

Cerca de 30 personas del colectivo se manifiestan en la plaza de la Montanyeta por el Día Internacional de la Mujer

ALICANTE, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma Feminista de Alicante ha acudido a su concentración anual este 8 de marzo por el Día Internacional de la Mujer, aunque en esta ocasión la protesta reivindicativa ha estado marcada por la pandemia de la covid, que ha obligado a reducir la asistencia un máximo de 30 personas por un tiempo de medio hora.

Este lunes se han celebrado hasta un total de seis actos por el 8M en la capital, uno de ellos el realizado en la plaza de la Montanyeta, frente de la subdelegación del Gobierno. A la cita han acudido casi una treintena de personas del colectivo para llevar a cabo la lectura de un manifiesto, en el que se ha recogido la necesidad de "vacunarse como sociedad contra el virus de la violencia machista".

"Esta pandemia ha agravado, aún más si cabe, la situación de las mujeres, aumentando los niveles de desigualdad e injusticia social. La feminización de la pobreza, el sinhogarismo de las mujeres, las dificultades para garantizar los derechos en la salud sexual y reproductiva (...) todas estas situaciones han agravado la salud física y mental de nosotras, las mujeres", ha lamentado la portavoz de la Plataforma, Yolanda Díaz.

Asimismo, tanto Díaz como la coordinadora del colectivo, José Fina Carreño, han reivindicado que "el virus de la violencia también debemos combatirlo y vacunarnos como sociedad".

"Son 1082 las mujeres asesinadas por la violencia machista; el confinamiento supuso mayores niveles de violencia y una mayor desprotección y aislamiento de las mujeres víctimas de
violencia de género, así como las llamadas al 016 se incrementaron de manera exponencial. Por ello en esta concentración queríamos visibilizar que dentro de nuestra agenda está acabar con la lacra social del terrorismo machista", ha expuesto tanto Díaz como Carreño.

Igualmente, las asistentes han defendido la "necesidad" de no abandonar las calles "a pesar de la situación de pandemia": "Por eso estamos aquí, hoy de manera simbólica, en las plazas y barrios de nuestros pueblos y ciudades, representando a toda la ciudadanía que años atrás se ha manifestado a nuestro lado para conmemorar con la misma fuerza y energía este 8 de marzo", han resaltado.

Además, la Plataforma Feminista de Alicante ha señalado "alto y claro" que la agenda feminista "sigue viva" porque "si nosotras paramos, se para el mundo". Durante el acto se han podido observar varias pancartas con el lema escogido para este año, el cual recogía: "Tejiendo redes feministas por la Igualdad".

"Basta ya de precariedad laboral, de desigualdad salarial y de la brecha en las pensiones, de techos de cristal y suelos pegajosos; basta de la feminización de la pobreza", ha expuesto la plataforma. Igualmente, las asistentes han exigido que "se aumente el Salario Mínimo Interprofesional, para tener salarios justos y pensiones dignas", así como "la regularización del teletrabajo con perspectiva de género".

"EXPLOTACIÓN SEXUAL"

En la misma línea, el resto de mensajes han ido orientados a protestar por la "explotación sexual" que sufren mujeres y niñas en España, en relación a la prostitución. "La explotación sexual de las mujeres supone una violencia extrema ejercida sobre el cuerpo de las mujeres por mercantilizándonos", ha indicado el colectivo.

Asimismo, han reclamado una escuela "laica, coeducativa, igualitaria e inclusiva" donde "nos sintamos representadas y reconocidas" con un sistema "transformador para la igualdad y la convivencia respetuosa y pacífica, que ayude a superar los estereotipos y roles de género".

La concentración y lectura del manifiesto se ha llevado a cabo de manera pacífica y respetando las medidas sanitarias y de seguridad marcadas por la pandemia de coronavirus.