Publicado 15/06/2021 12:18CET

El PP exige más policías para frenar el "descontrol" del botellón en València

Archivo - Un policía local hace guardia en la playa de la Malvarrosa durante la noche de San Juan
Archivo - Un policía local hace guardia en la playa de la Malvarrosa durante la noche de San Juan - Rober Solsona - Europa Press - Archivo

VALÈNCIA, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El PP llevará al próximo pleno del Ayuntamiento de València una moción para exigir más policías en las calles y así "frenar el descontrol del botellón y el incremento de inseguridad en muchos barrios".

Esta petición surge tras los botellones de este fin de semana en puntos como la plaza de Honduras y los altercados en la playa del Cabanyal, con el saqueo y destrozo de chiringuitos, durante el primer viernes y sábado sin toque de queda desde hace meses.

En un comunicado, la portavoz 'popular', Mª José Catalá, critica que el alcalde, Joan Ribó, y el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, "no asuman ningún tipo de responsabilidad por la falta de planificación ante la caída del toque de queda y criminalice a la juventud y a los Erasmus cuando su obligación es tener agentes en la calle para evitar vandalismo que están sufriendo los vecinos y hosteleros".

A su juicio, el equipo de gobierno municipal (Compromís-PSPV) es el verdadero responsable por la falta de un plan para atajar el botellón y el incremento de la inseguridad en muchos barrios de la ciudad: "El botellón se preveía y no ha habido ningún plan para atajarlo antes".

Catalá denuncia así que llevan "más de cinco años elaborando la ordenanza de la convivencia y 90.000 euros gastados en los trabajos sin ningún resultado", por lo que urge a aprobar ya esta normativa. También reclama que la junta de seguridad, con representantes de Policía Local, unidad autonómica y fuerzas de seguridad del Estado, se reúna de manera obligatoria cada 15 días ante un "verano que hasta los sindicatos señalan caliente".

Según las cifras del PP, la ratio por agente se sitúa en 1,8 policías por cada 1.000 habitantes "cuando en 2015 era de 2,06", en la etapa cuando gobernaba su alcaldesa Rita Barberá, y mientras la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) recomienda una medida de dos efectivos por cada mil vecinos.

"La plantilla de Policía Local sigue perdiendo agentes cada año y faltan ya 300 policías. La única manera de atajar el botellón es la prevención, pues conocemos dónde son los puntos donde se concentran, como la playa y las plazas de Honduras y del Cedro", subraya la también diputada autonómica.

Para leer más