Actualizado 19/10/2009 16:29 CET

El PP lamenta el "olvido" de Zapatero con las necesidades hídricas de la Comunitat

VALENCIA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Medio Ambiente del grupo parlamentario popular en las Corts valencianes, César Sánchez, lamentó hoy que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero "se olvida de las necesidades hídricas de la Comunitat" y consideró que Ésta es "otra muestra evidente del desprecio del Gobierno socialista a los valencianos".

En un comunicado, Sánchez apuntó que "las necesidades hídricas que tienen las tierras y los ciudadanos de la Comunitat Valenciana ocupan el último lugar en la lista de tareas que tiene pendiente el presidente del Gobierno", lo que, a su juicio, "demuestra el nulo interés que tienen los socialistas por esta tierra".

En este sentido, recordó que el Ejecutivo central "ha sido el gran derogador del agua porque a los valencianos se les cortó el chorro del trasvase del Ebro por obra y gracia de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega".

Para Sánchez, "De la Vega forma parte del círculo de amistades peligrosas que tiene el jefe del Ejecutivo", ya que "debido a ella, que presumía de ser valenciana en campaña electoral, los valencianos se quedaron secos; y también debido a ella, Zapatero tiene a una comunidad autonómica en contra de sus políticas partidistas y sectarias en materia hídrica", criticó.

Además, el portavoz popular de Medio Ambiente manifestó que es "una verdadera lástima que en la Comunitat Valenciana haya una oposición que sea incapaz de reclamar ante sus compañeros de filas lo que la región necesita". Al respecto, señaló que el PSPV "se llena la boca afirmando que está en contra de la caducidad del Tajo-Segura, pero después resulta que es incapaz de trasladarlo a sus compañeros en el Congreso de los Diputados", pero "esta es una de las incongruencias habituales del socialismo valenciano", reprochó.

Sánchez exigió al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero que "termine de una vez por todas con las marginaciones y que, al igual que siempre pone la mano tendida para llevar el agua a Cataluña, haga lo mismo con la Comunitat Valenciana, ya que la necesidad hídrica está en ambas regiones".

De este modo, abogó por establecer "un pacto nacional en materia de agua, tal y como ya existía con el Plan Hidrológico Nacional (PHN) que Zapatero borró de un plumazo en cuanto llegó a la Moncloa".