Actualizado 04/03/2021 15:29 CET

Castellón tendrá el primer centro para activar proyectos que impulsen el desarrollo en zonas despobladas

Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico - Carme Ripollés - Europa Press

Puig reclama una "alianza de alianzas institucional" para superar "la frontera de la desigualdad" del ámbito rural

CASTELLÓ, 4 Mar. (EUROPA PRESS) - -

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha anunciado este jueves, durante la presentación de la Agenda Valenciana Antidespoblamiento -Estrategia AVANT 20/30-, el acuerdo con la Diputación de Castellón para poner en marcha el primer Centro de Innovación Territorial en el que administraciones, empresas y emprendedores puedan activar proyectos que impulsen el desarrollo de zonas afectadas por las urgencias del reto demográfico.

En su visita a Castellón de la Plana, en la que ha estado acompañada por el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, el presidente de la Diputación de Castellón, Pascual Martí, y la directora general de la Estrategia AVANT 20/30, Jeannette Segarra, la vicepresidenta ha informado de que "la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico está ya consensuada con las comunidades autónomas y en unos días se presentarán las líneas específicas de acción".

En este sentido, el Centro de Innovación Territorial de Castellón servirá como proyecto piloto para evaluar el modelo de implantación de este tipo de iniciativas sobre el territorio e identificar una estrategia de trabajo replicable en otras áreas rurales y capaz de adaptarse a las particularidades de cada territorio.

El objetivo de este proyecto es la activación de un espacio físico y virtual que permita identificar procesos que generen innovación sobre el territorio y se alineen con los grandes ejes de la recuperación económica -transición ecológica, digitalización, igualdad de género y cohesión social y territorial- y la creación de nuevas oportunidades que contribuyan a la lucha contra la despoblación y conviertan a las zonas rurales en espacio de actividad y residencia.

Por otra parte, en línea con la Estrategia AVANT 20/30 y la acción sobre el territorio de la Secretaría General para el Reto Demográfico, Ribera ha anunciado que el MITECO ya ha dado los primeros pasos para impulsar el lanzamiento de un proyecto para la generación y autosuficiencia de energía renovable en Aras de los Olmos, Valencia, que se convertirá en el primer municipio de España capaz de autoabastecerse energéticamente.

"El proyecto que propone Aras de los Olmos es un gran ejemplo de cómo la transición energética abordada desde lo local es una oportunidad también para afrontar el reto demográfico", ha apuntado Ribera, quien ha añadido que, con la ayuda recibida, Aras da el primer paso en esa hoja de ruta hacia el 100 por cien de renovables, que desde el MITECO podrán seguir apoyando con las nuevas líneas de acción que activarán a lo largo del año.

La iniciativa en Aras de los Olmos, que contará con una ayuda de 459.786 euros, consiste en la instalación de paneles solares fotovoltaicos que proporcionarán energía renovable a la localidad valenciana, de 369 habitantes.

ACCIÓN LOCAL

La Estrategia AVANT 20/30 será el instrumento fundamental para abordar el reto demográfico y la lucha contra la despoblación en la Comunitat Valenciana a través del plan de recuperación. La agenda autonómica antidespoblación servirá como herramienta para coordinar las actuaciones sobre el territorio por parte del Gobierno, las comunidades autónomas y las entidades locales.

En esta línea, la manifestación de interés lanzada por la Secretaría General para el Reto Demográfico a finales de 2020 también ha contribuido a revelar una fotografía de las necesidades y oportunidades de los pequeños municipios en la Comunitat Valenciana. De las más de 4.200 iniciativas recibidas, más de 220 proceden de esta región y marcan una clara orientación hacia la transición energética, la bioeconomía, el turismo sostenible, el desarrollo cultural y la transformación social, según ha apuntado el Ministerio en un comunicado.

"Más del 60% de las iniciativas recibidas a través de la manifestación de interés de Reto Demográfico procedían de alcaldes de ayuntamientos, lo cual pone de manifiesto la implicación de los pequeños municipios y sus representantes con el territorio", ha destacado Ribera.

Por su parte, el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, ha reclamado una "alianza de alianzas institucional" para superar "la frontera de la desigualdad" del ámbito rural. Durante su intervención, ha calificado la Estrategia Avant 20/30 como un plan "dinámico y participativo", que "suma la voluntad e instrumentos para salir hacia adelante", y en este sentido ha asegurado que para ello se debe "establecer sinergias para realizar una acción conjunta entre todas las administraciones".

En el transcurso del acto, Puig ha asegurado que la pandemia ha supuesto una "gran incertidumbre" pero al mismo tiempo una "grandísima oportunidad" para acabar con la "frontera de desigualdad" del ámbito rural. Asimismo, el 'president' también se ha referido a "la gran esperanza" que suponen los fondos europeos, de los que se dispondrá -ha dicho- en la medida que se puedan generar proyectos, pero ha insistido en que lo más importante que necesita el espacio rural son recursos humanos y "la convicción de tener futuro".

Asimismo ha destacado que los fondos europeos son la gran oportunidad para "corregir los desequilibrios de la despoblación", y en este sentido ha señalado que la Generalitat, en el marco de la Estrategia Valenciana de Recuperación, ya ha presentado al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico 32 proyectos contra la despoblación que aspiran a recibir fondos europeos, cuyo presupuesto estimado es de 685 millones de euros.

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico realizado en la Estrategia ha constatado que en la Comunitat Valenciana hay 224 municipios con menos de 1.000 habitantes, el 40% del total, correspondientes en la mayoría de los casos a comarcas del interior, y en ellos la población dependiente supera el 60%.

Además, la densidad de algunas de estas comarcas es de entre 4 y 6 habitantes por kilómetro cuadrado en zonas como Els Ports de Morella (4 habitantes/kilómetro cuadrado), el Rincón de Ademuz (4,5), el Alto Mijares (5,2) o el Valle de Ayora-Cofrentes (6,5); y la tasa de envejecimiento del 55% -297- de los municipios valencianos es superior al 20%, especialmente en los localizados en el interior de las provincias de Castellón y de Valencia, y en la Montaña Alicantina.