El riesgo de pobreza y exclusión empeora en la Comunitat y afecta al 31,3% de la población

Una persona pidiendo en la calle
Europa Press - Archivo
Publicado 16/10/2018 13:56:25CET

VALÈNCIA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El riesgo de pobreza y exclusión o tasa Arope empeora en la Comunitat Valenciana y se ha elevado 0,8 décimas en el último año, con lo que ya afecta al 31,3 por ciento de la población, según el informe de la EAPN España y EAPN Comunitat Valenciana. En términos absolutos, supone que algo más de 1,5 millones de personas residentes en la Comunitat Valenciana está en riesgo de pobreza y/o exclusión social y que el 13,6% de la población menor de 60 años vive en hogares con baja intensidad de empleo.

Asimismo, el informe refleja que en 2017 la tasa de pobreza severa se situó en la Comunitat en el 9,3 por ciento, cifra 2,4 puntos mayor que la media estatal y la segunda más elevada de las autonomías, solamente inferior a Canarias. Esta tasa creció en el último año en 1,5 puntos porcentuales y llegó a la cifra más alta de su serie histórica. Esto supone que unas 460.000 personas ingresan menos de 355 euros mensuales por unidad de consumo.

En España, este riesgo afecta al 26,6% de la población, lo que supone un total de 12.338.187 personas. La situación más grave la padecen unos 3,2 millones de personas que viven en situación de pobreza severa, por debajo del umbral del 30% de la media de la renta (355 euros mensuales para un hogar de una sola persona).

Según señala EAPN Xarxa per la Inclusió Social en su VIII Informe
'El Estado de la Pobreza. Seguimiento del indicador de riesgo de pobreza y exclusión social en España 2008 - 2017' , después de un descenso de algo más de cuatro puntos en dos años (2015-2016), la tasa Arope en la Comunitat vuelve a elevarse y está 4,7 puntos porcentuales por encima de la media estatal y a 4,8 puntos de la registrada en 2009.

El VIII informe muestra que el incremento de ciertos indicadores macroeconómicos "sólo consigue profundizar las desigualdades y la pobreza severa y no se traduce en una mejora de las condiciones de vida de la mayoría de las personas en España, incumpliendo los objetivos sociales previstos en la Estrategia Europa 2020".

Respecto a las consecuencias de la crisis económica, se destaca el "claro empeoramiento" de las condiciones de vida de las personas en situación de mayor vulnerabilidad, "expresado principalmente en el aumento de las tasas de pobreza severa y de la brecha de pobreza, así como en la tendencia al crecimiento de las diferencias basadas en el género y en el incremento de la desigualdad territorial".

En la Comunitat Valenciana, aunque en los dos últimos años la renta media por unidad de consumo se ha incrementado en 1.060 euros, "esto no se ha traducido en una reducción del riesgo de pobreza y/o exclusión". Por el contrario, mientras el dato de ingreso medio mejora, la población con ingresos inferiores a 5.546 euros anuales aumenta 1,1 puntos porcentuales en 2017 y alcanza al 13,9% de la población en el territorio.

Asimismo, sube 1,4 puntos el número de personas cuyos ingresos están entre los 5.546 y los 8.143 euros anuales, lo que supone el 10,4% de la población residente en la Comunitat, unos ingresos que están todavía muy por debajo del umbral de pobreza situado en 2017 en 8.522 euros.

53% MUJERES

En 2017, el 25,6% de las personas residentes en la Comunitat se encontraba en riesgo de pobreza, una tasa que se había reducido durante dos años consecutivos, aunque se incrementó este último año en 1,2 puntos porcentuales. La cifra está cuatro puntos por encima de la tasa media de España. En términos absolutos, supone 1.264.113 personas viviendo bajo el umbral de pobreza, que en 2017 se situó en 8.522 euros anuales. El 53% del total son mujeres. De hecho, ese incremento de ocho décimas de la tasa Arope corresponde al sexo femenino.

En concreto, esa tasa femenina se ha elevado en dos puntos al pasar del 30,9 al 32,9% en 2017 mientras que la femenina ha caído cuatro décimas, del 30,1% de 2016 al 29,7% en 2017.

Según la entidad, este año el umbral de pobreza ha aumentado en 314 euros (desde los 8.208 euros de 2016 hasta los 8.522 de 2017), lo que significa que todas las personas que ganan entre esas dos cifras se contabilizan este año como pobres sin haber modificado sus condiciones de vida con respecto al año anterior.

En el caso de la Comunitat Valenciana, esta cuestión es "especialmente relevante" por el "alto número" de personas que estaban en el decil tres de renta por unidad de consumo (14,8%), que delimita el umbral de pobreza. "En otras palabras, en nuestra Comunidad hay mucha gente (en torno al 15%) cuya renta está muy cerca del umbral de pobreza tanto por arriba como por debajo, lo que hace que una pequeña variación del umbral produzca modificaciones importantes en la tasa de pobreza", ha alertado la entidad.

PENSIONES

El informe refleja también que el 32,5 por ciento de todas las pensiones tiene un importe inferior al umbral de pobreza y que para el 7,9% del total, el importe de la pensión es inferior al umbral de pobreza severa. El documento revela que algo más de 170.000 pensiones se encuentran en el tramo inmediatamente superior al límite del umbral de pobreza, entre 609 y 650 euros, es decir, otro 17% de pensionistas está en una posición de "vulnerabilidad límite y a punto de caer en la pobreza".

Por otra parte, según el séptimo informe de la Fundación Adecco sobre monoparentalidad y empleo, el 58 por ciento de las familias monoparentales de la Comunitat Valenciana se encuentran en riesgo de exclusión o pobreza.