Publicado 17/07/2019 14:00:53 +02:00CET

Rus culpa a Benavent del desvío de dinero de alumbrado de Llutxent y lamenta estar imputado "desde que tomé la comunión"

El expresidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, a su llegada a la Ciudad de la Justicia de València
El expresidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, a su llegada a la Ciudad de la Justicia de València - EUROPA PRESS

VALÈNCIA, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de la Diputación de Valencia con el PP Alfonso Rus ha asegurado ante el juez que fue el autodenominado 'yonki del dinero' Marcos Benavent, exgerente de la extinta Imelsa, quien desvió el dinero que la corporación provincial iba a destinar al alumbrado de Llutxent (Valencia) para quedarse él mismo una parte y el resto, su supuesto testaferro, José Estarlich.

Además, a su llegada a los juzgados, ha lamentado ante los medios que es víctima de una "persecución" y ha añadido: "Yo ya estoy imputado desde que tomé la comunión, todos los días aquí".

El expresidente 'popular' de la Diputación ha acudido este miércoles a declarar ante el Juzgado de Instrucción número 9 de València, que le citó como investigado en la causa abierta por prevaricación y falsificación como medio para malversación en la que también figura como imputado Benavent, en relación con el contrato de alumbrado de Llutxent.

También estaba citado este miércoles el presunto testaferro de Benavent, José Estarlich, que se ha negado a declarar. Por su parte, Rus ha respondido a preguntas del fiscal y el juez y ha apuntado en todo momento a Benavent, a quien ha acusado de quedarse con parte del dinero del contrato de alumbrado, que ha cifrado en unos 30.000 euros, mientras que ha afirmado que Estarlich se quedó otros 20.000, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la declaración.

En esta causa ya figuraban como investigados y llegaron a estar procesados el propio exgerente de Imelsa, el que fuera director financiero y el responsable de una empresa que resultó adjudicataria de un contrato por el alumbrado de Llutxent --con un presupuesto de 60.445 euros-- y que habría cobrado sin llegar a realizar los trabajos. Este procedimiento surgió a raíz de la primera querella que se interpuso por la propia Diputación en 2015 por corrupción en la empresa pública Imelsa.

A su salida de la Ciudad de la Justicia de València, el exalcalde de Xàtiva y expresidente provincial del PP ha explicado a los periodistas que le esperaban que su declaración ante el magistrado ha ido "bien": "Simplemente lo que he hecho es aclarar lo que habíamos dicho, que todo esto es un invento del 'yonki del dinero'. Si realmente yo sabía algo de esto, yo sabía porque nosotros presentamos la denuncia, pero no sabíamos ni quién ni cómo. (A Benavent) le interesaba declarar porque se ve la 'tronà' (tormenta) encima y ha cambiado toda la declaración y le ha echado las culpas a otros y a mí".

"EL DINERO HABRÁ IDO AL BOLSILLO DE BENAVENT"

Ha dicho desconocer "dónde ha ido el dinero" del contrato del alumbrado, pero ha comentado que "habrá ido al bolsillo de Benavent". A su llegada a los juzgados, el también exdiputado del PP en Les Corts ha apuntado que está "acostumbrado" a acudir a la Ciudad de la Justicia. "Yo esto ya lo conozco. Es como si fuera mi casa. Por lo menos vengo a desmentir o a que me escuchen lo que tengo que decir. Todo es mentira", ha manifestado.

Asimismo, ha recordado que a Benavent lo denunció él mismo por este asunto --"Yo no, la Diputación", ha puntualizado-- y ha añadido: "Lo que pasa es que se ha visto acorralado y ha explotado, ha dicho que 'aquel lo ha hecho'".

Así, Rus ha continuado con sus críticas al autodenominado 'yonki del dinero': "Lo que sí que tengo yo claro, que yo lo conozco, es que, como es un cobarde... Cuando es un cobarde, que se va del país (en alusión al tiempo que estuvo en Ecuador), porque realmente tiene miedo y viene y le aconsejan tú di esto. Y claro tira para arriba porque claro, ¿él quién es? 'Yonki del dinero', pero no es nadie. Entonces lo que quiere es meter a gente, pero bueno, nos defenderemos".

Preguntado entonces por la razón por la que la justicia le ha citado también a él como investigado, ha bromeado: "Yo ya estoy imputado desde que tomé la comunión, todos los días aquí. Lo solventaremos, por lo menos daremos la cara. Yo no me he ido a Ecuador ni a ningún sitio de estos".

En todo caso, ha insistido en negar las acusaciones de Benavent y ha puesto de relieve: "Yo solo no niego una cosa, que era un hombre de mi confianza y yo lo pagué políticamente. Uno tiene que hacerse responsable de lo que hace. Puse a un señor que no era así, se ofuscó, montó discotecas, montó no sé qué y se le fue por ahí". "El dinero lo cogió él --ha continuado-- y a las discotecas. No tiene dinero, si hubiera tenido dinero se hubiera quedado en Ecuador".

Finalmente, inquirido sobre si se siente una víctima en esta causa, ha lamentado: "Víctima ya no, ahora ya siento una persecución. Ahora lo importante es que yo puedo en todo momento defenderme. De todas maneras, yo he tenido el problema de que antes de hacer cualquier cosa ya era el culpable".

COMPLICADO CAMINO JUDICIAL

Esta causa ha vivido un complicado camino judicial hasta el punto de que en agosto del pasado año el juez dio por concluida la investigación y acordó el procesamiento únicamente de Benavent; del ex director financiero de Imelsa, José Enrique Montblanch, una mercantil y el empresario en relación con un contrato presuntamente irregular para el alumbrado público de Llutxent, por el que el empresario cobró sin haber hecho los trabajos.

Previamente se había anulado el auto de apertura de juicio oral ya dictado contra tres de ellos porque la Audiencia ordenó que se incluyera a un cuarto procesado, el ex director financiero, sobre el que se había pedido el sobreseimiento, pero que volvió a estar incurso en la causa tras pedirlo el recurso de Fiscalía y la actual Divalterra.

La Audiencia revocó ese auto al entender que este último "presentaba sospechas de haber podido participar en los hechos", al haber podido omitir procedimientos de control propios de su cargo. El empresario reconoció por su parte que se había recibido el dinero sin contraprestación alguna y se comprometió a devolver la deuda.

Sin embargo, Benavent pidió declarar, el juzgado lo rechazó en primera instancia y la Audiencia, en apelación, le dio la razón por garantizar su derecho de defensa y acordó que la causa regresara al momento de diligencias previas para que el exgerente de Imelsa prestara declaración, comparecencia que se hizo el pasado 7 de mayo.

En esa declaración, Benavent negó haberse quedado con ese importe y atribuyó el cobro de esa comisión a que Rus le había pedido dinero para financiar al Olímpic, el equipo de fútbol de Xàtiva, de donde era alcalde, y señaló también a Estarlich.

Lo más leído

  1. 1

    Las 5 cosas que hace 6 meses no sabías de la COVID-19 y el SARS CoV-2 y que ahora debes dominar

  2. 2

    Localizan en buen estado en la provincia de Córdoba el helicóptero robado en la BRIF de Cuenca

  3. 3

    Primeras imágenes de Kiko Matamoros en su traslado de hospital

  4. 4

    Muere uno de los dos heridos en el accidente del hidroavión de Lobios (Ourense), un vecino de Portugal de 65 años

  5. 5

    Investigan a un vecino de Mairena del Alcor (Sevilla) por tener un arma de guerra expuesta en una finca privada