Sancionada una empresa por venta desleal de aparatos electromagnéticos de uso terapéutico

Publicado 18/07/2015 10:59:56CET

   VALENCIA, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo ha sancionado a una empresa que comercializaba aparatos electromagnéticos para uso terapéutico con una multa de 7.000 euros por falta grave de competencia desleal, según los criterios recogidos en el Estatuto de los Consumidores y Usuarios de la Comunitat Valenciana y en la Ley de Competencia Desleal.

   La infracción fue detectada tras la denuncia presentada por parte de un consumidor al que se le vendió un aparato de estas características sin que hubiera exploración previa por parte de un profesional sanitario para determinar la conveniencia o efectividad de este producto para este caso concreto.

   Según ha informado la Generalitat en un comunicado, esto motivó la actuación de los Servicios de Inspección de Consumo de la Conselleria y la posterior apertura de expediente sancionador en octubre de 2013, al considerarse competencia desleal o engañosa la venta de productos sanitarios electromagnéticos que presuntamente curan o alivian multitud de dolencias a personas cuyo estado de salud desconocen.

   La Dirección General de Comercio y Consumo ya había sancionado a esta empresa por hechos similares en 2012, y en 2013 también se le impuso una sanción a otra empresa por la venta de un antifaz que calentado en el microondas aliviaba el dolor de cabeza.

   Esta sanción ha sido ratificada este mes de julio por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Valencia, que ha desestimado el recurso presentado por la empresa y que dicta como procedente la actuación de la Generalitat mediante sentencia firme, ante la que no cabe recurso.

CONSEJOS PARA LOS USUARIOS

   La Conselleria aconseja a los consumidores interesados en adquirir productos o aparatos sanitarios para el tratamiento terapéutico de dolencias que lo hagan solo bajo prescripción facultativa y que realice la compra en establecimientos autorizados para ello.

   Según la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, está considerado como "producto sanitario" cualquier instrumento, dispositivo, equipo, programa informático, material u otro artículo, utilizado solo o en combinación y destinado a finalidades específicas de diagnóstico o terapia, entre los que se incluyen los aparatos de magnetoterapia.

   La Ley prohíbe la publicidad destinada al público de los productos destinados a ser utilizados o aplicados exclusivamente por profesionales sanitarios y limita las condiciones de promoción comercial de productos y materiales a los que se atribuyan efectos beneficiosos sobre la salud.

   Además, se considera infracción la venta ambulante o en establecimientos que no estén debidamente autorizados o que no dispongan de profesionales cualificados.