Soler dice que el Síndic da un "contundente argumento" al Consell en la reivindicación del nuevo sistema de financiación

Vicent Soler
I.CABALLER/CORTS VALENCIANES - Archivo
Publicado 28/12/2018 19:00:09CET

VALÈNCIA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, se ha congratulado de que el informe de fiscalización de las cuentas de la Generalitat Valenciana, correspondiente al ejercicio de 2017, dé un "contundente argumento" al Consell en su "firme reivindicación" ante el Gobierno central de una "reforma urgente y necesaria del sistema de financiación autonómico", que otorgue a la Comunitat Valenciana un trato de igualdad con el resto de las comunidades autónomas.

En concreto, el informe del Síndic destaca que el sistema de financiación autonómica "continúa perjudicando" a la Comunitat Valenciana de "forma significativa", al tiempo que pone en evidencia que el Consell habría alcanzado en 2017 el equilibrio presupuestario si se hubiera cumplido la promesa del anterior presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la Conferencia de Presidentes, celebrada en enero de 2017, en el sentido de que en ese mismo ejercicio se haría efectiva la reforma del modelo de financiación autonómica, ha indicado la Generalitat en un comunicado.

El informe del Síndic "pone de relieve que el resultado negativo del ejercicio de 2017 fue de 1.368,2 millones de euros, con unos gastos que ascendieron a 14.535,9 millones, frente a unos ingresos de 13.167,7 millones".

Según ha manifestado el Síndic, el déficit presupuestario alcanza "una cifra similar a la reivindicada con una reforma equitativa de un modelo de financiación autonómica" que, según recuerda el conseller de Hacienda, "está caducado desde el 1 de enero de 2014 y sigue penalizando injusta y gravemente a los valencianos al asignarles la peor financiación per cápita de toda España".

"AVALA LA NECESIDAD DE LOS 1.325 MILLONES"

"El Síndic avala la necesidad de los 1.325 millones reivindicativos que la Generalitat consigna en sus prespuestos con el fin de garantizar que los valencianos gocen de los mismos derechos que el resto de ciudadanos", ha subrayado el responsable de Hacienda, que ha añadido: "Hemos incluido en las cuentas valencianas esa cantidad desde 2016 porque es de justicia que la Comunitat Valenciana pueda disponer de unos ingresos que permitan igualar la media por habitante a la del conjunto de las comunidades autónomas".

En el ejercicio 2017, "la inclusión de esta partida vino motivada tanto por la situación de infrafinanciación crónica que padece esta Comunitat, y que ha sido reconocida tanto por la Comisión de Expertos de las Corts como por el Comité de Expertos para la reforma de la financiación autonómica creado a nivel estatal, como por la incertidumbre que generaba la posibilidad de que los Presupuestos Generales del Estado para ese año no se aprobaran en el plazo habitual", ha recordado Soler.

El conseller de Hacienda comparte el criterio del Síndic cuando señala en su informe que "la demora en la reforma del sistema de financiación autonómico" tendrá "consecuencias negativas" para la estabilidad económica del gobierno autonómico, con lo que es "injustificable" el mantenimiento del modelo actual, toda vez que no solo el Síndic o el conseller sino incluso la propia ministra de Hacienda, María Jesús Montero, consideran que "la Comunitat Valenciana se ve afectada negativamente por los criterios vigentes".

"RESPALDO A LA GESTIÓN: MENOS DÉFICIT Y DEUDA"

Vicent Soler ha mostrado asimismo su "satisfacción" al comprobar, tras un examen de urgencia del informe que la Sindicatura de Comptes ha entregado a les Corts y al Gobierno valenciano, que el Síndic Major acredita "la mejora en la gestión económica del Consell, pese a las estrecheces provocadas por la infrafinanciación, al mostrar la reducción del déficit, así como del endeudamiento en relación al PIB".

Respecto a la deuda, el Síndic ha manifestado que el pasado ejercicio de 2017 se produjo una reducción del endeudamiento en porcentaje del PIB "por primera vez desde el inicio de la crisis". Además, el auditor público constata en su fiscalización la reducción del déficit en la actual legislatura: "La evolución del resultado presupuestario en los años recientes es positiva, según las respectivas Cuentas de la Administración, encadenando una reducción del déficit durante los últimos ejercicios", señala el Síndic.

De este modo, detalla que en 2011 el déficit presupuestario fue de 3.642 millones; en 2012, de 6.222 millones; en 2013, de 3.399 millones; en 2014, de 4.479 millones; en 2015, 4.185 millones; en 2016, 2.189 millones; y en 2017, los citados 1.975 millones.

DE 1.192 A 720 MILLONES EN GASTO NO RECONOCIDO

En cuanto a las obligaciones no reconocidas en el presupuesto de Sanidad, el órgano fiscalizador pone de relieve el esfuerzo realizado en la actual legislatura. Así, certifica cómo el importe de las obligaciones no reconocidas (entre las no declaradas en el balance y las registradas en las cuentas 409 y 411) ha pasado de los 1.192 millones de 2014, último año completo de gestión del anterior Consell, a los 720 millones de 2017, tras haber alcanzado en 2011 una cifra astronómica (3.506 millones).

Respecto a la observación realizada por la Sindicatura que alude a niveles de pago bajos en algunas líneas de subvenciones, cabe destacar que "determinadas partidas que por motivos técnicos han registrado un nivel de ejecución inferior al 10% únicamente representan el 0,47% del importe total de las líneas de subvención de la Generalitat".

Asimismo, el nivel de pagos global de las subvenciones corrientes de la Generalitat ha "mejorado sustancialmente, ya que se ha pasado de un 70,22% en 2012 respecto al presupuesto definitivo de estas líneas a un 76,33%, más de 6 puntos por encima de la etapa anterior".

Todo ello "teniendo en cuenta que el total de pagos que ha realizado la Tesorería de la Generalitat en 2017 englobados en el Capítulo 4 de transferencias corrientes ascendió a 3.386,3 millones de euros, un 39% más de recursos que en 2014, cuando se quedó los 2.443,2 millones".

"ENRIQUECIMIENTOS INJUSTOS DE 1.252 MILLONES EN 2014"

En cuanto a los expedientes de enriquecimiento injusto, que se centran principalmente en los gastos sanitarios de cobertura ineludible, tienen su origen en la situación de infrafinanciación de la Comunitat Valenciana, que provoca que el gasto real en Sanidad sea superior al que se puede presupuestar. Por este motivo, en el pasado se alcanzaban importes superiores.

De hecho, en 2014, el anterior Consell aprobó enriquecimientos injustos por valor de 1.252 millones de euros. En 2012, un único expediente de enriquecimiento injusto permitió la validación de gastos de sanidad por importe global de 1.748,7 millones de euros, que fueron abonados a través del mecanismo extraordinario de pago a proveedores.

Contador