El subarrendador del piso de València a Zaplana dice que no tuvo contacto personal ni con él ni con su familia

Publicado 16/03/2019 11:05:53CET

VALÈNCIA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

Miro Schopoff, quien subarrendó el piso de la calle Pascual y Genís de València donde se alojó el expresidente de la Generalitat Valenciana y exministro de Trabajo Eduardo Zaplana, asegura que no mantuvo contacto personal ni con el que fuera dirigente 'popular' ni con nadie de su familia ni de su entorno.

El nombre de Schopoff aparece en el sumario del caso Erial --tanto en informes de los investigadores como en resoluciones judiciales--, una causa en la que están investigados, además de Zaplana, su hija María y su yerno, Luis Iglesias, por un delito de blanqueo de capitales presuntamente cometido a través de esta vivienda alquilada.

Al hilo de las informaciones publicadas, Schopoff ha remitido un escrito a medios de comunicación en el que explica que el contrato de alquiler de la vivienda en la que residió Eduardo Zaplana "se firmó a distancia a través de una agencia inmobiliaria de València con María Zaplana", a quien no conoció personalmente ni tampoco a su marido, asegura. "Nunca he tenido ningún contacto personal ni conozco al señor Zaplana ni a nadie de su familia o de su entorno profesional", asevera.

"CON TODOS LOS CONTROLES FINANCIEROS"

Añade que comunicó su intención de subarrendar el piso de la calle Pascual y Genís en València por escrito a los propietarios, quienes no se opusieron al subalquiler. En este sentido, subraya que "todos los ingresos de la renta de alquiler" que percibió "se recibieron mediante transferencia bancaria con todos los controles financieros que ello implica". "He declarado los ingresos percibidos por este alquiler a la AEAT y liquidado todos los impuestos y retenciones en España", recalca.

Por otra parte, Miro Schopoff precisa que es austriaco --en un informe de la Guardia Civil se dice que su origen es "búlgaro"-- y "por lo tanto ciudadano de pleno derecho de la Unión Europea", apostilla.

También enfatiza que es economista titulado por la Universidad de Viena y a lo largo de su vida he desarrollado su carrera profesional en "distintas empresas multinacionales de prestigio". "El éxito de mi carrera como empresario --prosigue-- no implica que haya cometido delito alguno, ni de blanqueo de capitales a escala internacional ni de fraude a la Hacienda Pública".

En un auto de 23 de noviembre de 2018 del Juzgado de Instrucción número 8 de València se recuerda que Schopoff está "implicado en una causa en la Audiencia Nacional que se sigue por blanqueo de capitales y fraude fiscal". Schopoff es fundador y consejero delegado de OroDirect y su nombre se hizo público a raíz de la desarticulación de una presunta trama de fraude fiscal en torno al comercio de oro en 2014. En un comunicado publicado entonces, OroDirect señaló que colaboraba "de forma activa con la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias del Banco de España y nunca ha sido objeto de falta alguna por actividades irregulares".

Ahora, en su escrito tras las revelaciones del sumario del caso Erial, Schopoff incide en que no es ni ha sido nunca prófugo de la justicia española ni tampoco está en busca y captura internacional.

"A fecha de hoy no tengo antecedentes penales en ningún país del mundo, ni tan siquiera existe ningún órgano judicial que haya formulado acusación alguna contra mi persona", concluye.

Para leer más