Intervenidas 18 obras falsas de Wifredo Lam con un valor de mercado de 2,5 millones

Actualizado 08/06/2016 15:56:01 CET
El hijo del pintor Wifredo Lam junto a algunas de las obras falsas intervenidas
EUROPA PRESS

VALENCIA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las 18 obras falsas del pintor cubano Wifredo Lam (1902-1982) intervenidas por el Subgrupo de Patrimonio de la Unidad de la Policía Nacional adscrita a la Generalitat hubieran alcanzado en el mercado un valor de "más de 2,5 millones de euros", dado que salían a la venta por importes que llegaban a alcanzar el millón de dólares. Las obras originales de este autor se han vendido hasta por 4,5 millones de dólares en subastas en Sotheby's.

Los cuadros falsos, de distintos tamaños y técnicas, no eran copias de los trabajos de Lam sino "simulaciones" de sus obras, "simulaciones" hechas "a su estilo" y "a su manera". Así lo han detallado este miércoles el comisario jefe de la Policía Autonómica, Álvaro Rodríguez, y el hijo del artista, Eskil Lam --titular de los derechos de autor--, en la rueda de prensa celebrada para dar a conocer los detalles de la operación que ha llevado a la localización de estas composiciones.

Como consecuencia de esta operación hay 13 personas investigadas, entre propietarios de los cuadros e intermediarios para su venta, por estafa y por un delito contra la propiedad intelectual. Dos de estas personas son de la Comunitat Valenciana. Las obras, todos ellos procedentes de Cuba, han sido localizados en colecciones particulares de domicilios de Valencia, donde han sido intervenidos cinco obras; de Bilbao, Granada, Madrid, Sevilla y Barcelona.

Rodríguez ha explicado que la operación policial se inició el pasado mes de febrero en Valencia a partir de la realizada anteriormente para localizar obras falsas atribuidas a Picasso, con quien Lam mantenía amistad, y que "orientó", para desarrollar esta última.

De este modo, el subgrupo de Patrimonio Histórico de la Policía Autonómica tuvo conocimiento de que se intentaba vender obras falsas de Wifredo Lama, cinco obras intervenidas en Valencia, a ciudadanos cubanos adinerados residentes en Miami. En concreto, eran dos óleos sobre lienzo que se ofrecían por un millón de dólares cada uno y tres dibujos que se pretendían vender por 100.000 euros cada uno.

Tras la localización de estos cinco trabajos, los agentes del Grupo de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional adscrita a la Generalitat, aprovecharon la visita del hijo del artista a Madrid, con motivo de la exposición sobre Wifredo Lam que se exhibe en el Museo Reina Sofía hasta el próximo 15 de agosto, para reunirse con él y mostrarle los cuadros con el fin de confirmar su falsedad.

La investigación llevó posteriormente a localizar otros trece trabajos del pintor cubano falsos. En el operativo han participado junto a los efectivos de la Comunitat Valenciana, miembros de las jefaturas superiores de Policía Nacional de País Vasco, Andalucía Occidental y Oriental y Cataluña.

El comisario jefe de la Policía Autonómica ha expresado su agradecimiento a estos cuerpos policiales y al hijo de Wifredo Lam por su colaboración para "llevar a buen puerto este servicio", así como el "apoyo" de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias de la Generalitat cuyo director general, José María Ángel, ha asistido a la rueda de prensa.

CERTIFICADOS FALSOS

La mayoría de las obras falsas localizadas se intentaban vender con certificados de autenticidad firmados por el ciudadano cubano Nelson Castro, que se daba a conocer como especialista restaurados de la obra en papel de Lam. De la investigación se ha desprendido que esta persona ha fallecido y que cobraba por cada certificado unos 600 euros. Los autores de las 18 falsificaciones se desconoce.

El Subgrupo de Patrimonio Histórico de la Unidad de Policía Nacional Adscrita a la Comunitat Valenciana ha destacado que en las mayores galerías y casas de subastas siempre que se decide sacar a subasta o a la venta una de las obras de Wifredo Lam se hace con el beneplácito de la familia del artista cuya opinión es "la única" que "da la suficiente garantía de que no se trata de una falsificación".

Asimismo, ha resaltado que en Cuba "existe la prohibición del Gobierno cubano de exportar obras de Wifredo Lam sin la pertinente autorización", por lo que sostiene que si las obras intervenidas fuesen falsas hubieran salido de este país "de forma ilegal".

Eskil Lam ha señalado que la "parte positiva" de la obra de su padre, exposiciones como la de Madrid y otra reciente en París, se ve afectada por "los problemas de las falsificaciones". Ha agradecido la labor de todas las personas que han participado en la operación que ha llevado a localizar las obras falsas de su padre, así como el modo en el que se ha desarrollado y la información que le han transmitido.

"REALMENTE IMPRESIONADO"

En esta línea, se ha mostrado "realmente impresionado por la forma en la que el Estado español y el subgrupo de patrimonio han colaborado a limpiar el mercado" de obras falsas. Ha resaltado que la operación presentada este miércoles es "la mayor" en número de falsificaciones de su padre localizadas. "Es la primera vez que se han juntado tantas obras falsas en una operación", ha dicho.

En la operación también se han intervenido obras falsas de otros autores como un dibujo de Picasso, dos del artista ecuatoriano Oswaldo Guayasamín y un dibujo del muralista mexicano Diego Rivera.