Teatro de calle, circo a ritmo de rock y brindis con horchata para abrir la 25 temporada de Sala L'Horta

Publicado 02/10/2019 11:44:51CET
MESTRES DE CERIMÒNIES
MESTRES DE CERIMÒNIES - SALA L'HORTA - Archivo

VALÈNCIA, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

Teatro de calle, circo a ritmo de rock y brindis con horchata son algunas de las propuestas programadas en la fiesta de inauguración de la 25 temporada de la Sala L'Horta, que estará abierta al público y se celebrará el próximo 6 de octubre.

Poner en marcha la tramoya "requiere bastante esfuerzo y más si se hace a lo largo de 25 temporadas, pero también hace mucha ilusión y es una alegría que el equipo de la Sala L'Horta y su compañía impulsora, L'Horta Teatre, quiere compartir con una fiesta abierta al público", explican los organizadores en un comunicado.

La celebración comienza con teatro de calle para los vecinos y curiosos que quieran acercarse al entorno de las instalaciones de la sala, en el barrio de Castellar-Oliveral. A las 17.30 horas habrá un pase gratuito de la formación valenciana Decopivolta, que apuesta por el humor, con una puesta en escena cercana al clown y toques de improvisación. Dos estrafalarias presentadoras son las protagonistas de Mestres de cerimònies, una accidentada gala que debe ser retransmitida por televisión con ayuda de los espectadores.

A las 19.00 horas, ya en el interior de la sala y con entrada, la fiesta continúa con Memphis Rock&Cirk, una propuesta de La Finestra Nou Circ llena de ritmo. La formación valenciana recrea sobre el escenario un mítico bar de los años 50, punto de encuentro para seis personajes que encuentran en la música en directo, el baile, los malabares, las acrobacias y el humor una forma de unirse.

La celebración se completa con una merienda popular a las ocho de la tarde. Como no podía ser de otra manera por su ubicación, rodeada de los campos que rodean la ciudad, la Sala L'Horta ofrece un brindis con horchata a toda la familia de los espectadores y vecinos que, desde hace 25 años, disfrutan de la cultura gracias a las propuestas de este espacio.

"Echar la vista atrás impresiona porque nuestra idea era hacer un local de ensayo. Veníamos de trabajar los espectáculos en un cine abandonado, también habíamos pasado por unos bajos... pensamos quedarnos unos terrenos y levantar un espacio para ensayar, ¡pero terminamos haciendo un centro teatral de tres plantas!", recuerda el director de la Sala L'Horta, Alfred Picó.

"MOMENTOS COMPLICADOS"

"Era un momento de efervescencia cultural, se reabrieron El Talía y Micalet, el Moma comenzaba su atelier, se puso en marcha Carmen Teatre y La Estrella... Había una apuesta clara de la administración para impulsar la iniciativa privada y se apoyaba a las compañías que querían abrir un teatro. Estábamos cumpliendo una función pública porque descentralizábamos la oferta cultural, llevándola fuera del centro de la ciudad", comenta Picó, quien admite que en estas 25 temporadas ha habido "momentos complicados".

"Por ejemplo, cuando desapareció el Circuit Teatral, fue un golpe muy fuerte porque nos permitía llevar funciones para adultos con regularidad a Castelar-Oliveral. Y, con la última crisis económica, pensamos que acabaríamos dándole las llaves al banco para que hicieran un Mercadona. Pero aquí estamos un cuarto de siglo después de alzar el telón y con ganas de dar batalla al menos 25 años más", bromea el director de un centro que combina la veteranía de algunos miembros del equipo con componentes más jóvenes en el área de producción y personal de sala", relata.

Para el futuro, en la Sala L'Horta le gustaría un mayor compromiso de las instituciones, del Ayuntamiento de València y la Conselleria de Cultura, con los teatros privados, que están dinamizando la escena y la cartelera. También poder mejorar unas infraestructuras por las que pasa muchísima gente porque una de las claves de su supervivencia es haberse convertido, junto con el Escalante, en todo un referente para los centros educativos.

MÁS DE 300.000 ESPECTADORES EN LA CAMPAÑA ESCOLAR

A lo largo de dos décadas, cerca de 1.300 centros docentes y 300.000 espectadores han participado en la campaña escolar de la Sala L'Horta. Una programación por la que ya han pasado 150 espectáculos con 15.000 funciones.

Son los datos de una actividad de la que disfrutan cada año entre 12.000 y 18.000 escolares en el teatro de Castellar-Oliveral. Y que este año se extenderá de noviembre a mayo, con once espectáculos con funciones entre semana, a veces, también llegan a la programación familiar de los fines de semana.

Contador