Actualizado 30/05/2008 13:47 CET

Valencia.- Los puntos Sigre recogen 5,68 kilos de restos de medicamentos para reciclar al mes por cada 1.000 habitantes

VALENCIA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Los 1.139 Puntos Sigre de Valencia recogieron en 2007 un total de 5,68 kilos de restos de medicamentos para reciclar de media mensual por cada 1.000 habitantes, lo que refleja que el reciclado de estos productos aumentó un 22,94% en la provincia en relación con el año anterior, "muy por encima de la media nacional", según informaron fuentes de la iniciativa en un comunicado.

Según estas fuentes, los ciudadanos de la provincia "están cada vez más concienciados de la necesidad de desprenderse correctamente de los restos de medicamentos y de sus envases a través de los Puntos Sigre de la farmacia para que sean correctamente reciclados".

Por lo que respecta al reciclado de medicamentos a nivel nacional, el pasado año registró un aumento del 15,24 por ciento, hasta situar en 4,84 kilos la recogida media mensual por cada 1.000 habitantes.

Con estos datos, Valencia se convierte en la provincia de la Comunitat Valenciana "más concienciada" en el reciclado de medicamentos y la que más creció en 2007. La creciente actividad de Sigre está también "contribuyendo a modificar las conductas ciudadanas y a evitar la acumulación de restos de medicamentos en los botiquines caseros".

Esta práctica contribuye "así a frenar la automedicación incontrolada y disminuye los riesgos derivados del uso de medicamentos en mal estado".

El director general de Sigre, Juan Carlos Mampaso, expresó su "satisfacción" por "la creciente colaboración ciudadana" e incidió en que "los componentes de algunos medicamentos tardan años en degradarse, persistiendo, por tanto, un potencial riesgo para los seres vivos y el medio ambiente si nos desprendemos de los restos de medicamentos a través de la basura o por el desagüe".

En esta línea subrayó la "importancia de reciclar bien los medicamentos, depositándolos en el Punto Sigre de la farmacia". Sigre comenzó su actividad en la Comunitat Valenciana en noviembre de 2001 con la prueba piloto en Castellón. Posteriormente, en marzo de 2002, se extendió al resto de provincias y, desde entonces, la participación ciudadana "ha sido creciente".

En concreto, en 2007, este aumento fue del 16,27%, superior al registrado a nivel nacional (15,34%). Como consecuencia de ello, en los 2.145 Puntos SIGRE de las farmacias de la Comunidad, el pasado año, se recogieron 4,86 kilos de media mensual por cada 1.000 habitantes, por encima de la media nacional (4,84 kilos).