Publicado 14/10/2022 15:32

World Press Photo regresa a València con una mirada "más mundial" y el protagonismo de comunidades indígenas

Archivo - Fotografía ganadora de World Press Photo de 2022, obra de Amber Bracken para The New York Times
Archivo - Fotografía ganadora de World Press Photo de 2022, obra de Amber Bracken para The New York Times - AMBER BRACKEN - Archivo

   La exposición celebra su décimo aniversario mostrando el mejor fotoperiodismo

   VALÈNCIA, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La exposición World Press Photo vuelve a València, desde este sábado y hasta el próximo 6 de noviembre, en su décimo aniversario en la ciudad, para que el público pueda reflexionar sobre su propia realidad, la de otros seres humanos y la manera en la que nos informamos, en una edición marcada por un "cambio de estrategia" en el concurso para lograr una mirada "más mundial" y recoger historias "de cada una de las partes del mundo".

   Este año el concurso incluye cuatro nuevas categorías --Fotografías Individuales, Reportajes Fotográficos, Proyectos de Larga Duración y Formato Abierto-- y todos los ganadores han resultado tener un nexo común: reflejan la realidad, historia o lucha de diferentes comunidades indígenas. Entre las otras temáticas que centran las piezas de la exposición destacan también el cambio climático, las protestas sociales y los eventos históricos.

   Así lo han explicado este viernes, durante la presentación de la exposición, el presidente de la Fundación Chirivella Soriano, Manuel Chirivella; el director de Wolrd Press Photo València, Pablo Brezo, y la representante de World Press Photo Foundation Martha Echevarría.

   La Fundación Chirivella Soriano exhibe 120 fotografías y dos vídeos con algunos de los hechos más significativos de 2021 en el mundo, capturados por la cámara de los fotoperiodistas a lo largo de todo el globo. Se trata de una selección entre las 64.823 fotografías presentadas a concurso por 4.066 profesionales.

   World Press Photo 22 arranca con un panel cedido por la organización que muestra todas las fotografías ganadoras de la historia del certamen, desde 1955, y cómo ha evolucionado el fotoperiodismo hasta la imagen ganadora de este año, "en la que por primera vez no aparece ninguna figura humana", ha explicado Pablo Brezo.

LA MEMORIA DE LOS NIÑOS INDÍGENAS EN CANADÁ

   Y es que la fotografía del año, que se puede ver al inicio de la muestra, es 'Escuela residencial de Kamloops', de la canadiense Amber Bracken para The New York Times, una imagen tomada en Columbia Británica (Canadá) que muestra una hilera de vestidos rojos de colgados de unas cruces a lo largo de una carretera, en homenaje a los niños que murieron en la Escuela residencial indígena de Kamloops, una institución constituida para forzar la asimilación cultural de los niños indígenas, tras haberse hallado 215 tumbas sin señales identificativas.

   Una de las temáticas "más importantes" año tras año es el cambio climático, ha destacado, y por ello este año se pueden ver muchas historias sobre los incendios forestales o proyectos que plantean soluciones a sus retos de forma constructiva, algunas de ellas sacadas del "conocimiento ancestral indígena", ha resaltado Echevarría.

   En ese sentido, la ganadora del proyecto a largo plazo, que se puede ver en la exposición, es una obra de Lalo de Almeida que lleva por título 'Distopía amazónica' y que es fruto de cerca de diez años de trabajo.

   El brasileño lleva desde 2013 tomando fotografías del Amazonas que reflejan cómo las comunidades indígenas buscan acercarse a los gobiernos para proteger sus tierras, así como la "violencia" que acarrean las actividades ilegales que destruyen el Amazonas, la transformación del terreno y el desplazamiento de su población, ha explicado Echevarría. El proyecto incluye también algunas soluciones que se están tomando para conservar la naturaleza.

   La exposición en Chirivella Soriano también muestra el reportaje fotográfico ganador, de Matthew Abbott, que muestra una práctica de prevención de incendios que llevan a cabo comunidades indígenas australianas, consistente en quemas frías de masa combustible para evitar fuegos mayores. "Su conocimiento está siendo utilizado por el gobierno, de forma que se crea una economía circular y ellos consiguen créditos que pueden utilizar para financiar sus propios proyectos", ha relatado Echevarría.

   La muestra también recoge la ganadora en la categoría de Formato Abierto --la primera vez que World Press Photo permite la manipulación de imágenes--, un trabajo del mexicano Yael Martínez sobre las comunidades agrícolas indígenas en las explotaciones de opio. En 'La flor del tiempo', perfora las fotografías, las expone a la luz y vuelve a capturar el resultado para conseguir sus composiciones.

UN CAMBIO DE ESTRATEGIA CON CONCURSOS REGIONALES

   Martha Echevarría ha explicado que World Press Photo ha acometido este año un "cambio de estrategia bastante grande", dividiendo el mundo en seis regiones y estableciendo un concurso en cada una de ellas, con su propio jurado. Entre los ganadores de estas 'finales' regionales han elegido después la mejor obra del año en las cuatro categorías.

   "La idea de este cambio era asegurarnos que podríamos mejorar la representación de las fotografías ganadoras", ya que World Press Photo y sus participantes han tenido un "perfil muy parecido" durante "varias décadas", ha explicado. "Queríamos que el 'eurocentrismo' quedara fuera" y "garantizar que tenemos historias de cada una de las partes del mundo", con especial interés en fotógrafos vinculados al área que retratan que pueden aportar "matices" a las historias. Así, de los 24 ganadores, 19 son fotógrafos locales de la región que han capturado.

   El presidente de la Fundación Chirivella Soriano ha destacado que durante los diez años que World Press Photo se exhibe en València han cambiado "muchas cosas". "No sé si todas buenas", ha comentado, antes de recordar que se ha sentido "estupefacto" ante eventos como el cambio climático; el "tratamiento político" del coronavirus; la toma del Capitolio jaleada por el expresidente Donald Trump; "el crecimiento de los fascismos en Italia" y la "alarma nuclear" generada por el presidente ruso, Vladimir Putin, convertido en un "nuevo Napoleón que quiere reconquistar el terreno perdido".

    Ante esos acontecimientos, Manuel Chirivella ha señalado que la "única pregunta" es "qué podemos hacer cada uno de nosotros". "No tengo respuesta", ha señalado, pero ha indicado que las fotografías expuestas "ayudan a reflexionar y quizás a responder a esa pregunta tan difícil".

   Los incendios de Grecia, la guerra de Ucrania, el asalto al Capitolio de Estados Unidos y la situación de la ciudadanía en Afganistán son otras de las realidades que recorre la exposición a través del fotoperiodismo. La muestra está organizada por la Fundación Chirivella Soriano y Doctornopo y cuenta con el apoyo de la Generalitat y el Ayuntamiento de València.