Actualizado 09/01/2021 17:17 CET

Ya son 57 las carreteras cerradas por el temporal en la Comunitat y en otras 85 es necesario el uso de cadenas

VALÈNCIA, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

La borrasca 'Filomena' ha obligado a cortar por la nieve caída un total de 57 carreteras en la Comunitat Valenciana, mientras que en otras 85 vías es necesario el uso de cadenas, según la actualización de las 17.02 horas de este sábado de la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad.

Así, están cerradas la CV-104, entre Rosell y Bel; la CV-106 en el acceso a Fredes; la CV-109 en el acceso a el Boixar y Coratxà; la CV-124, entre Forcall y Ares del Maestrat; la CV-125, entre Molí dels Capellans y Portell de Morella; la CV-128, entre Catí y Vilar de Canes; la CV-14, entre Morella y Zorita; la CV-154, entre Torre d'en Doménech y Serratella; la CV-163, entre Culla y Albocàsser; la CV-166, en el tramo entre els Ivarsos y Benasal por la CV-15; la CV-170, entre Atzeneta del Maestrat y Vistabella; la CV-173, entre la Pobla del Ballestar y Mosquerola; la CV-190, entre Lucena del Cid y Cortes de Arenoso; la CV-193, entre Llucena y Argelita; la CV-194, entre Fanzara y Castillo de Villamalefa; la CV-195, entre Jérica y Zucaina; la CV-198, entre Toga y Argelita; la CV-199 en el acceso a el Tormo; la CV-20, entre Toga y Montanejos, y la CV-200 entre Segorbe y Aín, en el tramo entre esta última y Almedíjar.

También están cortadas a la circulación la CV-204 en el acceso a La Giraba; la CV-205 en el acceso a Fuentes de Ayódar; la CV-207, entre Barracas y Puebla de Arenoso; la CV-209, en el acceso de Pina de Montalgrao; la CV-213, entre Navajas y Algímia de Almonacid; la CV-215, entre Alcúdia de Veo y Segorbe; la CV-219, entre Chóvar y Eslida; la CV-223, entre Eslida y Tales; la CV-235, entre Viver y Sacañet; la CV-241, entre Sacañet y Canales; la CV-245, en Altura; la CV-25 entre L.P. Castelló y Altira; la CV-334 en el acceso al Garbí; la CV-346 entre Chelva y Ahillas; la CV-35 entre Chelva y Aras de los Olmos; la CV-350, entre La Yesa y Arcos de Salinas; la CV-357, en el acceso a Cuevacruz; la CV-358, en el acceso a la Almeza; la CV-359, en el acceso a Corcolilla; la CV-361, en el acceso a Hortanar; la CV-362, en el acceso a La Torre; la CV-363, entre Losilla de Aras y Ademuz; la CV-390, entre Utiel y Tuéjar; CV-391, entre Requena y El Remedio por Villar de los Olmos; la CV-392, entre Utiel y Las Nogueras, y la CV-425, entre Ventas de Buñol y la N-330.

Finalmente, tampoco se puede circular por la CV-426, entre Fuente Señorita y Collado Umán; la CV-429, entre Macastre y La Portera; la CV-434 en un tramo de la carretera de la Forata; la CV-580, en Anna en el tramo final a la altura de Dos Aguas; la CV-584, entre Enguera y Benalí; la CV-589, entre Moixent y la CV-590 por Navalón; la CV-651 entre Moixent y Aielo de Malferit; la CV-657, entre Fontanars y Beneixama; la CV-665, entre Ontinyent y la CV-651; la CV-794, entre Bocairent y Alcoi por la Serra Mariola, y la N-232, entre Vallibona y Morella.

Además de ser necesario el uso de cadenas en 85 vías, otras 33 carreteras están condicionadas y seis tienen incidencias, entre ellas la A-3, la A-23, la A-31 y A-7.