Actualizado 29/04/2007 14:32 CET

Cientos de rusos dan el último adiós al célebre violonchetista Rostropovich

MOSCÚ, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

Cientos de rusos acudieron hoy a los funerales del célebre violonchelista y director Mstislav Rostropovich, fallecido el pasado viernes a los 80 años. Considerado uno de los más importantes músicos del siglo XX y para quien escribieron piezas compositores tan célebres como su compatriota Serguei Prokofiev, el músico se exilió en 1974 de la Unión Soviética debido a su apoyo a la disidencia, pero regresó tras su "rehabilitación" en 1990, en plena 'Perestroika'. Fue premio Príncipe de Asturias en 1997.

Con lágrimas en los ojos, los asistentes a su funeral llegaron a la Catedral de Cristo Salvador en las márgenes del Río Moskvá. La ceremonia estuvo presidida por un grupo de sacerdotes ortodoxos. Vestida de negro, la viuda de Rostropovich, Galina Vishnevskaya, soprano de la Opera del Bolshoi, permaneció sentada junto al féretro, con otros miembros de la familia.

El fallecimiento de Rostropovich tuvo lugar días después de la muerte de otra figura prominente en la historia reciente de Rusia, el primer líder de la Rusia postsoviética, Boris Yeltsin, cuya misa funeraria se ofició en la misma catedral.

Después del funeral, Rostropovich será sepultado en el Cementerio de Novodevichy, donde están las tumbas de sus maestros Dmitry Shostakovich y Sergei Prokofiev, y donde también fue enterrado Yeltsin.

Entre los asistentes al funeral de Rostropovich se encuentran la Reina Sofía de España; la viuda de Yeltsin, Naina, la viuda de Yeltsin; la esposa del escritor disidente Alexander Solyenitsyn, Natalya; la primera dama francesa, Bernadette Chirac; el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliev, y su esposa.

El presidente ruso Vladimir Putin, quien consideró que el fallecimiento del músico fue "una pérdida tremenda para la cultura" de su país, rindió un homenaje durante una ceremonia civil realizada ayer en el Conservatorio de Moscú, donde Rostropovich estudió y tocó.

El músico había sido hospitalizado hacía unos días en un centro oncológico de Moscú, aunque ya llevaba varios meses con problemas de salud después de sentirse enfermo en diciembre de 2006 en el curso de una gira en Voronezh, en el sur de Rusia. Aunque no trascendió cuál era exactamente la enfermedad, los medios de comunicación rusos indicaron que había sido operado del hígado en Suiza y Francia.

El 27 de marzo de este año pudo salir temporalmente del hospital para participar en un homenaje en el Kremlin con motivo de su 80 cumpleaños, en el curso del cual fue galardonado con el premio más prestigioso de Rusia, el de Servicios Distinguidos a la Patria. Al acto acudieron dignatarios de todo el mundo, entre ellos la infanta Cristina de Borbón y su marido, Iñaki Urdangarín.

Lo más leído

  1. 1

    Aplausos y público en pie para Rafael Amargo en un estreno de 'Yerma' con reivindicación: "Soy honrado y serio"

  2. 2

    Otegi replica a Marlaska que su petición para que se retire de la política es "el mejor aval" para que continúe

  3. 3

    Declarado un incendio en las cocheras de la EMT de València que ha quemado varios autobuses

  4. 4

    La Guardia Civil participa en la mayor operación internacional contra el narcotráfico

  5. 5

    Los hospitales madrileños reciben la comunicación para ceder 297 profesionales al Isabel Zendal, según CCOO