Publicado 08/03/2021 17:23CET

El Museo del Prado recupera la figura de Marinus, el pintor de las finanzas

Detalle de 'El recaudador de impuestos y su mujer (conocido como El cambista y su mujer)', obra de Marynus
Detalle de 'El recaudador de impuestos y su mujer (conocido como El cambista y su mujer)', obra de Marynus - MUSEO DEL PRADO

   MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Museo del Prado inaugura la exposición 'Marinus: Pintor de Reymerswale', que permanecerá en la sala D del edificio Jerónimos desde el 9 de marzo hasta el 13 de junio, primera muestra monográfica dedicada a este artista neerlandés que trabajó durante la primera mitad del siglo XVI.

   Aunque muchos de sus cuadros son muy populares hoy en día a través de manuales y textos financieros --el historiador económico flamenco Raymond de Roover (1904-1972) fue uno de los primeros en asociar a los cambistas con la profesión de banquero en el siglo XVI y en ilustrarlo en sus libros-- la vida y la obra de este artista han sido poco estudiadas en las últimas décadas.

   La exposición, comisariada por Christine Seidel, reúne diez pinturas de este enigmático artista, tres de ellas inéditas en España procedentes del Louvre, el Hermitage y del Museo de Bellas Artes de Gante, que se complementan con libros, grabados y monedas para contextualizar las imágenes del pintor y revelar su práctica de trabajo.

   Las cinco obras del Prado han sido restauradas en el taller de restauración del museo para la exposición a partir de 2018 y ahora se presentan juntas por primera vez al público.

   El objetivo de esta exposición, que cuenta con el patrocinio de Mitsubishi Corporation y de la Fundación Amigos del Museo del Prado, es dar a conocer al visitante la figura de Marinus van Reymerswale, artista neerlandés que trabajó durante la primera mitad del siglo XVI y cuyo apellido es topónimo de una ciudad de la provincia de Zelanda situada en el suroeste de los actuales Países Bajos que fue devastada por varias inundaciones en vida del pintor antes de ser definitivamente abandonada en el siglo XVII.

   De las diez pinturas del artista, cinco proceden de la propia colección del Museo del Prado y cinco de otras instituciones como el Museo Thyssen-Bornemisza, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando o el Museo de Bellas Artes de Gante.

   Dos de estas obras son especialmente relevantes ya que nunca antes se habían expuesto en España: se trata de dos versiones de Recaudadores de impuestos procedentes del Hermitage y del Museo del Louvre, respectivamente, y representan el segundo tema popular en la obra de Marinus, que trata del mundo de las finanzas.

   Libros, grabados y monedas de las ricas colecciones de la Biblioteca Nacional y del Museo Arqueológico Nacional contextualizan las imágenes del pintor y revelan su práctica de trabajo.

   Marinus van Reymerswale centró su producción en la repetición de un número reducido de escenas: recaudadores de impuestos, los llamados 'cambistas', varias versiones de san Jerónimo en su estudio, algunas escenas del Nuevo Testamento y una Virgen con el Niño.

   En ocasiones estas composiciones pudieron inspirarse en modelos de otros artistas como Quentin Massys o Alberto Durero, pero Marinus las transformó y creó sus propios diseños de gran originalidad.